Cómo aplicar lechada sobre los azulejos del baño

Se denomina lechada o pastina a la masa viscosa que se utiliza para rellenar las juntas y cavidades entre materiales (azulejos, baldosas, ladrillos, etc.) adyacentes, que no sólo cumple una función meramente estética, sino  que también contribuye a mantener dichas piezas en su lugar y a darles una mayor resistencia a posibles daños.

En el caso de los azulejos en las paredes de un baño, una correcta colocación y un adecuado mantenimiento de esta argamasa son importantes si se quiere garantizar una mayor durabilidad de dichos materiales, expuestos a condiciones de altos niveles de temperatura y humedad.

Cómo aplicar lechada sobre los azulejos del baño

Existen distintos tipos de lechada, dependiendo de su composición (cemento con o sin arena, masilla epoxy, etc.), por lo que al momento de adquirir el material a usar conviene consultar con el vendedor sobre cuál es la que mejor se adapta a las características particulares de un cuarto de baño.

En este punto debe tenerse en cuenta que el ancho de las juntas a cubrir de los azulejos determinará si se puede usar lechada con o sin arena. Si aquellas tienen un espesor inferior a los 3 milímetros, conviene aplicar la masa sin arena, mientras que en espacios de mayor medida se recomienda utilizar con arena.

Para comenzar a trabajar, se debe mezclar la lechada vertiendo el agua en primer lugar, y a continuación se añade el polvo, y se agita con una paleta hasta obtener una consistencia suave similar a la de la pasta de dientes, se deja reposar durante cinco minutos (o el tiempo que indique el fabricante), para luego mezclar nuevamente.

A continuación, con la ayuda de una llana (si es de goma dura, mejor) se comienza a enlechar la pared de azulejos del baño, esparciendo la mezcla en la superficie y en diagonal a las juntas. Se debe desplazar la herramienta en arcos para que la lechada entre y cubra lo mejor posible los espacios entre los cerámicos.

No conviene cubrir toda el área de una sola vez, siendo norma general completar la aplicación en un sector de 50 a 80 centímetros cuadrados antes de pasar a trabajar sobre otra área similar. No se debe dejar pasar mucho tiempo antes de limpiar los azulejos y retirar los excesos de lechada de las esquinas de las paredes.

No se debe aplicar pastina en las juntas de expansión, como los espacios en el borde de un piso o de una pared y en especial, en los lugares expuestos al agua, como la orilla de una bañera. En esas juntas se deberá aplicar silicona.

Si no se puede terminar todo el trabajo en un día, se recomienda terminar al menos una pared entera del baño.

Limpieza de la lechada

Cuando se aplica lechada a los azulejos, es conveniente limpiar la superficie tres veces. En primer lugar para eliminar el exceso de la masa como se indicó anteriormente. En segundo lugar, se limpia el área arrastrando ligeramente una esponja húmeda, asegurándose de escurrirla después de cada arrastre. En tercer lugar, se pule toda la superficie con un paño de algodón seco.

En un próximo post se verá de qué manera se debe limpiar la lechada y los azulejos del baño, para ayudar a extender la vida y el brillo de la pared.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*