Cómo reparar y limpiar paredes exteriores antes de pintarlas

Ya sea que se pretenda darle un estilo diferente a la cara de una vivienda, o renovar su aspecto desgastado por el paso de los años, la tarea de pintar las paredes exteriores requiere de ciertas medidas previas para dejarlas listas para recibir el nuevo color que no sólo le dará más luz a la fachada, sino también ayudará a protegerla contra las inclemencias del tiempo.

La pintura para las estructuras que dan al exterior de una casa se comercializa en una amplia gama de colores y de niveles de resistencia a la intemperie. También se presentan con dos tipos de acabado:

Cómo reparar y limpiar paredes exteriores antes de pintarlas

  • Pinturas texturadas: Son ideales para un acabado más “sufrido”, que además ayuda a enmascarar algunas imperfecciones presentes en la mampostería.
  • Pinturas lisas: Dan un acabado más refinado e incluso agradable al tacto. Pueden ocultar defectos de menor importancia y por lo general son más fáciles de aplicar.

Como en todo trabajo que se va a hacer en casa, lo primero que debe tenerse en cuenta al momento de reparar y pintar las paredes exteriores es la seguridad.

Por ejemplo, si se va a usar una escalera, hay que asegurarse de que la misma se encuentra en buen estado. Es mejor tomarse todo el tiempo necesario para anclar la escalera, para que no haya posibilidad de que se deslice o incline bruscamente, colocándola en una superficie sólida y nivelada donde no haya desechos. Deben evitarse las técnicas de nivelación inseguras y siempre hay que probar la estabilidad de los peldaños inferiores antes de trepar más alto. Tampoco debe colocarse una escalera cerca de esquinas ciegas donde no sea visible para las demás personas, ni ubicarla frente a una puerta.

También se recomienda tener a otra persona que sostenga la escalera y usar calzado adecuado. Si es posible, conviene recurrir al uso de andamios, ya que es mucho más seguro.

Para la limpieza de las paredes exteriores a pintar, se puede utilizar un cepillo de cerdas duras para retirar cualquier suciedad de la superficies y la pintura suelta. También se debe eliminar la mampostería suelta. Si las paredes exteriores se encuentran muy sucias se las debe lavar con detergente de uso doméstico y después enjuagar bien con agua. Las áreas problemáticas afectados por moho, algas o escaladores deben limpiarse a fondo y ser tratadas por un lavado fungicida. Siempre deben leerse las instrucciones del producto antes de su uso.

Reparación de grietas en paredes exteriores

Para llenar las pequeñas grietas y agujeros en las paredes exteriores, en primer lugar, debe verificarse de que el área dañada está libre de materiales sueltos. A continuación, se  aplica el material de relleno o mortero utilizando una cuchara y alisar con la misma herramienta o en su defecto con un cuchillo mojado.

Si la grieta o daño es más profunda de 10 milímetros, puede que tenga que construirse el relleno en capas, dejando que cada una de ellas se seque antes de una nueva aplicación. Una vez que la mezcla se ha secado, se puede frotar con un papel de lija de grano medio para emparejar la superficie.

Finalmente, para crear una superficie estable para la pintura y hacer más fácil su aplicación, se procede a aplicar una imprimación para paredes exteriores, usando para ello un rodillo de pelo medio o largo, y un pincel pequeño para los bordes y zonas de más difícil acceso.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*