Cómo taladrar agujeros y atornillar en paredes de mampostería

Taladrar agujeros y colocar tornillos en paredes de mampostería es una labor necesaria para la instalación segura de estantes, luminarias, espejos y otros objetos mobiliarios y ornamentales que, de otro modo, podrían desprenderse debido a su peso y a la debilidad del soporte utilizado.

Recordemos que se conoce con el nombre de mampostería a la construcción con mortero como material de unión con unidades individuales de ladrillos, piedras, mármoles, granitos, bloques de cemento, y tejas, entre otros materiales.

Cómo taladrar agujeros y atornillar en paredes de mampostería

La herramienta ideal para la realización de perforaciones para la colocación de tornillos en las paredes de estas características, al igual que aquellas hechas en hormigón, es el taladro eléctrico, un instrumento que promete facilitar el trabajo, pero que igualmente demanda ciertos cuidados para evitar que los agujeros que se practiquen en el muro no queden demasiado grandes o torcidos.

En primer lugar, se recomienda seleccionar los materiales y equipos adecuados. Por ejemplo, debe tenerse cuidado de contar con los tornillos indicados y las fijaciones o tacos correspondientes a las necesidades de cada caso. Un taladro de impacto o percutor puede ser el ideal para trabajar sobre mampostería clásica, mientras que para realizar perforaciones en paredes de concreto muy duro podría necesitarse algo más potente, como un martillo perforador, también conocido como martillo electroneumático.

Antes de comenzar a hacer los agujeros, conviene tomar algunas medidas de seguridad, como colocarse gafas protectoras y verificar que por el área de trabajo no pasen cables o tuberías que podrían resultar dañadas por las brocas al penetrar la pared.

A continuación, se debe determinar las posiciones exactas en las que se harán los agujeros, marcándolas con un lápiz.

Otro paso importante antes de comenzar a taladrar es la selección de la mecha o broca que se utilizará en el trabajo. Debe elegirse una pieza apta para mampostería y con el mismo diámetro que la fijación o taco que se desea utilizar.

Luego, se monta la broca de forma segura en el centro del mandril del taladro eléctrico, respetando las instrucciones de uso elaboradas por el fabricante.

Pasando a la operación de taladrar, se coloca la punta de la broca en una posición perpendicular a la pared de mampostería. Si no se conoce exactamente la condición del material de la pared, es recomendable comenzar a perforar sin la función de percusión, la que se activará sólo cuando haya resistencia al avance de la mecha.

No conviene aplicar presión a la máquina hasta que la broca se haya agarrado firmemente al material del muro.

Debe taladrarse el orificio de manera que éste sea lo suficientemente profundo para que el taco y el tornillo entren completamente. La broca debe seguir funcionando a baja velocidad cuando se la retire del agujero en la pared de mampostería.

Colocación de fijaciones y tornillos en pared de mampostería

Antes de colocar las fijaciones y tornillos en el agujero deben retirarse los restos de polvo que pudieran haber quedado en el interior del mismo para asegurar un mejor agarre del taco a las paredes del orificio.

Para colocar el tornillo en una pared de mampostería se puede utilizar un destornillador manual, aunque también se puede recurrir a los eléctricos para facilitar la tarea. Si sólo se necesita colocar tornillos en forma ocasional, se puede utilizar un taladro, siempre que se cuente con una broca que encaje perfectamente en la cabeza del tornillo.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*