Ventajas y desventajas de los pisos de pizarra

La pizarra es una roca de grano fino cuyas propiedades físicas la han convertido en un material muy utilizado en la construcción de tejados, pisos, caminos e incluso en la elaboración de elementos decorativos. Sin embargo, existen ventajas y desventajas en el uso de esta piedra que deberían ser tenidas en cuenta antes de tomar una decisión sobre su uso.

Impermeabilidad: Una excelente ventaja de la pizarra es su resistencia al agua, lo que puede convertirla en una buena opción para la instalación de pisos de baño, caminos, zonas de piscina, etc.. Por esa misma razón este material es resistente a las manchas, haciendo que sea una alternativa interesante para la cocina, donde los goteos y manchas son comunes. Así, los pisos de pizarra, desde un punto de vista de la higiene, puede ser una buena elección ya que no exigen demasiada limpieza.

Ventajas y desventajas de los pisos de pizarra

Resistencia: Los pisos de pizarra se caracterizan por ser resistentes al desgaste provocado por el elevado tránsito, lo que los hace una buena opción para aquellas casas con muchas personas en casa o que recibe una gran cantidad de visitantes. Esta misma dureza es la que hace que la pizarra no demanda mucho mantenimiento en comparación con otros materiales.

Variedad: Actualmente las baldosas de pizarra se ofrece en el mercado en un montón de diseños, acabados y colores que facilitan su adaptación a los distintos ambientes y y a los presupuestos y gustos de cada persona.

Instalación: Los pisos de pizarra son fáciles de colocar, a tal punto que pueden ser instalados por los propios dueños de casa que tengan un conocimiento elemental de la técnica, siempre que se utilicen las herramientas y materiales adecuados.

Precio: En algunos mercados, la pizarra puede se un material algo caro si se compara con otros, pero este factor es relativo si se compara con los ahorros que generan la posibilidad de instalar el piso por cuenta propia y sus bajas necesidades de mantenimiento.

Frío en invierno: Una de las quejas más comunes respecto de los pisos de pizarra es que se trata de un material que no aísla bien el frío proveniente del suelo durante la temporada invernal. Sin embargo, este problema puede evitarse fácilmente mediante el aislamiento adecuado del lecho sobre el que se depositarán las baldosas de pizarra.

Foto: Avente Tile Talk.

Rayones y arañazos: A pesar de su alta resistencia estructural, un piso de pizarra no se libra de sufrir arañazos y rayones por el arrastre de objetos pesados. Para minimizar este problema, se pueden colocar topes de fieltro en los muebles para disminuir la fricción y evitar que la superficie sufra daños.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*