Colocación correcta de bisagras en puertas y ventanas

De una buena colocación y mantenimiento de las bisagras depende en gran medida que una puerta o ventana se abra y cierre correctamente, además de garantizar un mejor aislamiento y conservación de las temperaturas en las distintas salas de una vivienda.

El primer paso para la instalación es sacar la distancia que tendrá cada bisagra con la ayuda de una cinta métrica. Luego se utiliza la misma bisagra como guía para marcar con un lápiz sus dimensiones y la profundidad que tendrá el rebaje.

Colocación correcta de bisagras en puertas y ventanas

bisagra_1

A continuación, se utiliza un martillo y un formón de 3/4” o 1” para cortar la madera dentro del perímetro trazado, sosteniendo el formón vertical con el lado biselado hacia el interior del rebaje y golpeando suavemente con el lado plano de la cabeza del martillo sólo hasta alcanzar la profundidad deseada.

marcar_bisagra

Para hacer un trabajo más preciso, se recomienda comenzar a cortar por uno de los lados donde se pueda ver la marca de la profundidad de la bisagra.

El siguiente paso consiste en rebajar la madera, es decir, calar totalmente el espacio delineado hasta dejar un espacio vacío y parejo en el que debe calzar la bisagra lo más perfecto posible.

calado_bisagra

Para ello, se hace una serie de cortes paralelos a 5 milímetros de distancia entre ellos con el formón a un ángulo de 45º de la superficie y el bisel hacia abajo, y luego se procede a terminar de sacar los restos de madera con la misma herramienta casi paralela a la superficie.

Para asegurarse que el espacio calado no presenta imperfecciones, puede pasarse una lija de grano fino para quitar los restos de madera astillada que pudieran quedar.

Durante el proceso de calado es importante ir comprobando con la bisagra si se ha alcanzado la profundidad correcta, puesto que es importante que aquella quede al ras de la madera.

Una vez que se ha vaciado el perímetro marcado, se procede a colocar la bisagra y a realizar las perforaciones guías para los tonillos, que pueden hacerse utilizando un clavo común.

Los agujeros guías se completan con un taladro dotado de una broca de la mitad del diámetro de los tornillos.

atornillar_bisagra

Posteriormente, se procede a insertar y ajustar los tornillos. Para que éstos penetren con mayor facilidad en la madera, se le puede lubricar el área de la rosca con un poco de jabón, grasa o vela.

Es importante tener en cuenta que, si los tornillos quedan cortos, se los debe reemplazar por otros más largos, para evitar que la bisagra se suelte con facilidad y la puerta o ventana deje de cerrar o abrir correctamente al poco tiempo.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*