Cómo instalar una repisa flotante

Las repisas o estantes flotantes son muebles con un sistema de fijación invisible que ayuda a crear la sensación de que se encuentran suspendidos en la pared, logrando una manera elegante de lucir recuerdos, fotos, objetos de colección, libros y otros elementos decorativos.

La falta de soportes a la vista puede llevar a pensar que su instalación es dificultosa y requiere la ayuda de un experto. Sin embargo, esta tarea puede ser más sencilla de lo que se cree si se siguen los siguientes consejos para su colocación.

Cómo instalar una repisa flotante

El trabajo de instalación de una repisa flotante puede variar dependiendo de distintos factores. Lo primero que debe considerarse es el tipo de muro a decorar. Una pared de placa de yeso no ofrece la misma capacidad de carga que una de ladrillos, por lo que requerirá de la colocación de anclajes que brinden el apoyo adicional necesario.

El peso que deberán soportar estos estantes es otro punto a tener en cuenta. La mayoría de los modelos que se comercializan en los negocios del ramo incluyen instrucciones más o menos precisas sobre los pesos que pueden soportar. En todo caso, si se desean colocar sobre ellos objetos más pesados, siempre deben elegirse aquellas repisas flotantes de mayor espesor y con más cantidad de varillas que irán empotradas en la pared.

Existen diferentes tipos de soporte, siendo uno de los más comunes una placa o riel de metal que trae unas varillas fijas, perpendiculares a éste. Esa pieza se fija a la pared mediante tornillos con tacos y se insertan las varillas dentro de unos agujeros ubicados en la parte posterior del panel de estantería. En algunos modelos, el riel metálico de soporte no viene en una sola pieza, sino en dos separadas, lo que puede complicar un poco más la instalación, por lo que se sugiere elegir aquellos estantes con placa de metal entera.

Una vez adquirido la o las repisas flotantes y elegido el sitio de instalación, se procede a asentar la placa metálica contra el muro y se marcan los agujeros con lápiz para señalar dónde se insertarán los tornillos y varillas. Para asegurarse de que la pieza posterior quede bien horizontal se recomienda utilizar un nivel.

Instalación de repisas flotantes: Trabajos finales

A continuación, y utilizando un taladro eléctrico con el calibre de broca recomendado por el fabricante de los estantes flotantes, se perforan los agujeros en las marcas hechas previamente. Luego se insertan las varillas en los agujeros, siguiendo las instrucciones del proveedor.

Por último, se alinea el soporte con los orificios de los anclajes y con un destornillador se fija el soporte a la pared introduciendo los tornillos en los agujeros hechos con el taladro; y finalmente se desliza el resto de la repisa flotante por el soporte.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*