La importancia de usar el pegamento adecuado para cada material y necesidad

En líneas generales, se conoce como pegamento o adhesivo a una sustancia capaz de mantener dos o más cuerpos unidos por contacto de sus superficies. Sin embargo, no todos estos elementos son iguales, debido a que difieren en cuanto a su composición química, su presentación, su proceso de curado y su uso.

Por ese motivo conviene tener una idea aproximada de qué tipo de adhesivo es el que corresponde utilizar con determinados materiales para asegurar los mejores resultados. Al conocer las características particulares de cada uno de estos elementos, se tienen más posibilidades de lograr reparaciones más duraderas.

La importancia de usar el pegamento adecuado para cada material y necesidad

Se puede comenzar con la cola vinílica, pegamento artístico blanco, o simplemente cola, es el adhesivo más común para materiales ligeros porosos tales como papel, cartón, tela, y la artesanía de los niños.

El agua es el portador, lo que se traduce en una toxicidad baja y una fácil limpieza. Hay que tener en cuenta que el pegamento se seque antes de someter el trabajo a esfuerzos importantes y puede requerir de sujeción para mantener las piezas pegadas en su lugar hasta que la cola esté completamente fijado y seco. Esto también significa que este medio de unión no debe utilizarse en aplicaciones que requieran resistencia al agua.

Al secar, este adhesivo tiende a aclararse y ser algo flexible. Por lo general requiere una hora para fijarse, y el curado final suele tener lugar dentro de las 24 horas de realizada su aplicación.

Al igual que el anterior, el pegamento de madera o cola fría para maderas es a base de agua y está hecha de los mismos polímeros de acetato de vinilo que la cola. Está diseñado para trabajar con madera y es inmediatamente pegajoso para una mejor fijación sin esperar a que se cumpla el tiempo de curado. También es generalmente más rígido que la cola vinílica, por lo tanto es más fácil de lijar.

Algunos pegamento de madera también pueden ser blancos al momento de su aplicación y luego aclararse al secar.

Siempre es importante leer las instrucciones del fabricante al momento de comprar esta clase de adhesivo, ya que pueden variar en cuanto a sus capacidades impermeables, resistencia a las condiciones ambientales exteriores, y tiempo de fijación y curado.

La masilla elástica es un pegamento que se utiliza principalmente para unir superficies de diferentes grados de porosidad, como madera, goma, vidrio, resina, cerámico y vinilo, entre otros materiales.

Este adhesivo puede estar hecho a base de goma sintética, poliuretano o silicona, y se caracteriza por su buena resistencia a diferentes niveles extremos de temperatura y a la acción de los rayos UV, además de poseer una flexibilidad permanente que le permite adaptarse a distintos grados de dilatación.

Este tipo de pegamento suele ser el más indicado para sellar rajaduras, grietas y juntas de mampostería, hormigón, sanitarios, etc.

Los pegamentos epoxi o epóxidos son generalmente sistemas de dos partes diseñados para lograr uniones de alto rendimiento. Las resinas epoxi se pueden formular para adaptarse a muchas aplicaciones y son por lo general mucho más duros, permitiendo adhesiones duraderas incluso con muchos sustratos y en condiciones ambientales extremas.

Este tipo de pegamento puede exhibir una variedad de flexibilidad y de claridad, como así también de velocidad de curado. También pueden utilizarse para rellenar huecos debido a su alta fuerza de cohesión.

Recomendaciones generales para el uso de pegamentos

Sea cual sea la clase de pegamento que se vaya a utilizar, es conveniente seguir unas pocas recomendaciones generales.

En primer lugar, no todos los adhesivos son iguales. Hay muchas variaciones dentro de cada categoría y de un fabricante a otro. Hay que leer las etiquetas para obtener información sobre la toxicidad, la ventilación, la manipulación y condiciones de uso, así como la durabilidad recomendada dependiendo del entorno.

Segundo, siempre debe aplicarse el pegamento de manera uniforme y eliminar el exceso rápidamente. Asimismo, debe limpiarse de inmediato y tapar el recipiente para mantener la vida útil y el rendimiento.

En tercer lugar, para lograr una resistencia de unión óptima, es imprescindible que las superficies a pegar estén secas y  libres de residuos y polvo.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*