Cómo limpiar y sellar pisos de cerámicos sin esmaltar

La limpieza regular ayuda a mantener un piso de baldosas cerámicas en buenas condiciones, aunque existen superficies más propensas a mancharse, por lo que demandan un trabajo adicional de higiene. Esto se agrava en el caso de los cerámicos sin esmaltar, que ofrecen una superficie porosa que permite que la suciedad penetre mejor en ellos y permanezca por más tiempo.

Las áreas alrededor de la cocina, el asador o el comedor están entre esas superficies que necesitan recibir una atención especial.

Cómo limpiar y sellar pisos de cerámicos sin esmaltar

Para quitar una mancha de un piso de baldosas cerámicas sin esmaltar, conviene consultar en un establecimiento especializado sobre los productos de limpieza compatibles con ese material pueden utilizarse sin problemas.

Dichos limpiadores deben aplicarse siguiendo las instrucciones del fabricante. Por lo general, una vez aplicado el limpiador se deja reposar por 10 minutos para que el producto comience a descomponer los aceites y la suciedad. Finalmente, se enjuaga con abundante agua.

Sin embargo, existe la posibilidad de que la mancha sea muy rebelde y no pueda ser removida en su totalidad. En ese caso conviene mezclar el producto de limpieza con un poco de bicarbonato de sodio, formando una pasta húmeda que se aplica sobre la mancha, se tapa con una bolsa de plástico y de deja actuar por un par de días, para finalmente frotar la pasta con un cepillo de cerdas suaves.

Una vez limpio el piso de baldosas cerámicas, requerirá un sellado para evitar que las manchas vuelvan a fijarse. Los selladores penetrantes impregnan bien cada pieza y preservan su color natural. Los selladores tópicos, por su parte, se concentran en la superficie de la baldosa y pueden cambiar el color de la misma o su brillo superficial; asimismo, se desgastan y requieren una nueva aplicación.

En este último caso, será necesario quitar el viejo sellador desgastado, utilizando una esponja o un trapeador para aplicar el removedor por la superficie a tratar. Luego se friega la zona con un cepillo, teniendo cuidado de no dejar que el producto se seque en la superficie.

A continuación, se quitan los residuos del piso de baldosas cerámicas que pudieran haber quedado con una esponja o un paño húmedos, y luego se enjuaga con agua limpia y se seca. Para asegurarse de que no queden restos de suciedad y polvo que puedan incrustarse en el nuevo sellador, conviene pasar una aspiradora antes de comenzar con la aplicación del mismo.

Aplicación del sellador sobre el piso de baldosas cerámicas

El sellador puede aplicarse con una esponja, un rodillo para pintura, un pincel o un trapeador (mopa), según las recomendaciones del fabricante. Hay que evitar que el producto se encharque en el piso de cerámicos o entre en contacto con las paredes y muebles.

Por lo general, basta con colocar dos o tres capas, dejando que cada una de ellas se seque completamente antes de una nueva aplicación.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*