Cómo reemplazar un tomacorriente

Los tomacorrientes, también conocidos como enchufes hembra o de pared, son una parte de la instalación eléctrica hogareña que puede ser reparada en poco tiempo y sin necesidad de conocimientos especiales, siempre que se utilicen las herramientas adecuadas, se respeten las recomendaciones de seguridad y se sigan los pasos que se indican en este post.

Por lo general, la solución más rápida y menos complicada al mal funcionamiento de un enchufe de pared puede ser su reemplazo por una unidad nueva. La observación de un comportamiento irregular de los dispositivos eléctricos conectados a la toma, la deformación o el oscurecimiento del color de las bocas receptoras de las clavijas, pueden ser señales de que la instalación debe ser revisada para determinar la causa del problema.

Cómo reemplazar un tomacorriente

Una vez que se ha determinado que el origen de la falla reside en el propio tomacorrientes y que se necesita su sustitución, se procede a la compra de una nueva unidad, teniendo en cuenta las características de las instalaciones de la casa y el modelo de enchufe a reemplazar. En esta instancia es conveniente quitarse todas las dudas con el vendedor para elegir el equipamiento adecuado.

Como se dijo previamente, cuando se trabaja con electricidad, es importante el respeto de las normas de seguridad. El corte del suministro de energía es fundamental antes de comenzar cualquier tarea de reemplazo de una toma de corriente; para ello dirigirse al cuadro de distribución o tablero eléctrico, que por lo general está ubicado en la entrada de la casa, y bajar el interruptor general. Para más seguridad, se puede verificar que no hay paso de electricidad usando un buscapolo.

A continuación, se procede a retirar la tapa, quitando el o los tornillos que la sujetan y desprendiendo la parte externa del armazón del tomacorriente, dejando al descubierto la estructura metálica en la que encuentran conectados los cables. Por lo general, aquella está fijada a una caja por dos tornillos, los que deben retirarse utilizando un destornillador plano o philips (dependiendo del tipo de tornillo).

Ya liberada de esos elementos de fijación, el montaje del enchufe hembra puede retirarse del hueco en la pared y se procede a aflojar los tornillos de las terminales y liberar los alambres del cable. Si el aislamiento se ha dañado por el calor, se recortan los núcleos y se tira de los extremos. 

Se procede entonces a colocar el nuevo tomacorriente, conectando el cable vivo al terminal vivo de la nueva placa frontal, el neutro en el terminal neutro y la toma a tierra en el terminal correspondiente. Se ajustan completamente los tornillos de los terminales y se procede a colocar nuevamente la placa en su lugar en la pared y se termina instalando la tapa.

Una vez terminado el trabajo, debe subir el interruptor general y verificar que la instalación se encuentra funcionando sin inconvenientes.

Importante: Consultar con el vendedor del nuevo tomacorriente sobre los colores de los cables correspondientes a las condiciones de neutro, vivo y de tierra, y el modo de identificar sus respectivos terminales. Asimismo, en caso de existir dudas sobre el trabajo a realizar, es mejor recurrir a los servicios de un electricista para evitar accidentes o un trabajo mal hecho.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*