Cuáles son los sistemas de calefacción para el hogar

En la actualidad existen numerosos sistemas de calefacción que ayudan a vencer al frío en el hogar. Algunos de ellos se pueden disimular en la decoración, mientras otros, como las clásicas chimeneas se vuelven factores principales en el ambiente de estar.

Tener una vivienda bien calefaccionada se torna un imperativo con la llegada del invierno, sobre todo en aquellas zonas donde imperan temporadas frías muy crudas. Afortunadamente, el desarrollo de la tecnología ayuda a solucionar los posibles problemas técnicos o económicos que podrían entorpecer o impedir el logro de ese objetivo.

Cuáles son los sistemas de calefacción para el hogar

Las dos formas de calefaccionar un hogar son la calefacción colectiva y la calefacción individual. La adopción de uno u otro sistema no depende generalmente de uno sino de la vivienda que se habita.

Las técnicas de calefacción colectiva suelen utilizarse para brindar una fuente de calor común para edificios de departamentos y hoteles, aunque su uso se ha extendido a grandes viviendas particulares. Sus formas más conocidas son:

  • Circulación de agua, vapor o aire: En este sistema se presencia una fuente central que calienta los fluidos (agua, vapor o aire), los que circulan por tuberías hasta las respectivas estancias donde se encuentran los calefactores que irradian el calor. Cuando se utiliza vapor o agua caliente, esos artefactos son radiadores o convectores. Este tipo de calefacción es muy suave y uniforme y mantiene la humedad relatia ambiente en un 50 por ciento, aproximadamente.
  • Losa radiante: Este sistema está basado en la circulación de agua, calentada a temperatura moderada (por lo general la mitad de la requerida para el sistema de radiadores), a través de serpentinas embutidas en las losas de hormigón armado de pisos o techos. Este sistema ofrece la ventaja de no exponer a la visa artefactos ni radiadores.
  • Caldera combinada: Durante las décadas de 1960 y 1970 se popularizó un nuevo tipo de caldera perfeccionada con un equipo combinado para prestar los servicios de calefacción y de agua caliente. Este sistema se ha adaptado para sistemas centrales de edificios de departamentos o viviendas individuales, y en esencia consiste en una caldera automátia a gas, que tiene integrado un tanque intermedio para abastecer el servicio de agua caliente. De este modo es posible obtener agua calinte abundante con una temperatura de caldera de 45 a 50ºC. Este sistema suele distribuir el calor por medio de losas o pisos radiantes, radiadores o convectores.

La calefacción individual puede proveer a cada vivienda o sala de una o varias fuentes de calor, manejables por cada propietario. Las ventajas de este sistema radica principalmente en que se puede regular la temperatura y el consumo y el gasto de acuerdo a los gustos y posibilidades de cada uno. Como inconveniente de este sistema se puede señalar que a veces no se logra una disribución eficiente del calor y que el aire al calentarse y volverse más liviano, tiende a ubicarse en una capa cercana al cielorraso.

Las formas más comunes de calefacción individual incluyen:

  • A electricidad: Por lo general, este sistema solía requerir un elevado consumo eléctrico, aunque los avances técnicos permiten obtener equipos más eficientes. Estos dispositivos se caracterizan por brindar un calor seco en forma inmediata a su encendido, sin olores ni emanaciones, no queman el oxígeno del aire y no requieren instalación especial, ya que se pueden conectar directamente al tomacorrientes. Existen algunos artefactos, conocidos como caloventores, que combinan la resistencia eléctrica con un ventilador para originar una corriente de aire caliente que eleva la termperatura de la habitación. También dentro de este grupo de sistemas eléctricos se encuentran los aires acondicionadosque permiten la doble posibilidad de ofrecer frío y calor.
  • A gas: Otro de los sistemas muy difundidos es la calefacción a gas por medio de estufas o calefactores con sus dos variantes: por radiación o por convección. En el primer caso, se calienta un cuerpo emisor que genera calor emitiendo rayos infrarrojos. La producción de gases de combustión, el consumo de oxígeno del ambiente, la humedad y goteo en las paredes y la distribución no uniforme del calor son algunas de sus desventajas, aunque pueden vere compensadas por su rápida acción calorífica. En los sistemas por convección, el aire ambiente se calienta por un intermediador de superficies refractoras. El emisor calienta estas superficies y éstas hacen lo mismo con la temperatura del aire.
  • Calefacción central e individual: Es un sistema muy utilizado por las indudables ventajas que reporta. En líneas generales está constituido por un depósito térmico de agua, una caldera, una bomba impulsora y una red de cañerías de agua caliente que abastece a los radiadores y canillas. En la actualidad, la mayoría de estos sistemas puede controlarse automáticamente con un termostato.




Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*