Aditivo multiuso, qué es y cómo se usa

El aditivo multiuso es un aditivo sintético que se puede aplicar a diferentes materiales, pinturas, o mezclas húmedas para mejorar sus resultados.

Uno de los aditivos mas populares es el tacurú, un aditivo vinílico multiuso que se consigue en ferreterías y corralones de materiales.

Básicamente un aditivo multiuso es una sustancia química de color blanco compuesta por resinas termoplásticas y aditivos químicos que otorgan dureza y adhesividad a los materiales.

Cuando se lo emplea, ya sea en mezcla con agua, puro con otros productos o sobre superficies, facilita el trabajo y mejora los resultados.

Cuándo usar un aditivos multiuso

Tiene una amplia variedad de usos, por lo que siempre viene bien tenerlo a mano en una obra, a saber:

Hace de puente de adherencia de revoques

Para ello se mezcla una parte de cemento y una de aditivo multiuso más agua en cantidad necesaria hasta formar una pasta liquida pero espesa.

Se aplica sobre la superficie deteriorada con fuerza y posterior cepillado para que penetre en poros y fisuras.

Al revoque también se le puede añadir un aditivo multiuso en el agua de la preparación.

Se lo usa en morteros a base de cemento

Esto es porque las superficies de tránsito que se deben reparar tienen suciedad y son sometidas a esfuerzos, por lo que es necesario mejorar la adherencia entre el material nuevo y el existente.

Para ello se limpian las superficies y se aplica el aditivo multiuso puro, posteriormente una mezcla de 3 partes de arena con una de cemento, se empasta con agua mezclada con el aditivo.

A medida que el aditivo va secando se aplica con cuidado el mortero, apretando para que penetre por completo.

Una vez que endurece, se esparce aditivo con pincel o pulverizador para controlar el curado.

Aditivo multiuso para ligar revestimientos de cemento

Si bien estos revestimientos vienen listos para usar, el uso de un aditivo multiuso puede mejorar la adherencia y resistencia. Para ello se prepara la mezcla como indica el fabricante, pero se reemplaza una parte de agua por el aditivo.

Además de ello se puede pintar la superficie a cubrir con el aditivo puro, sobre todo si se trata de bases viejas.

Sobre enduidos o finos de yeso

Sirve para los casos en los que se quiere dar terminación de yeso sobre superficies con poca adherencia, como es el caso de los hormigones con moldes plásticos.

En este caso se realiza una mezcla de arena fina y cemento, añadiendo el aditivo al agua. Seguidamente se esparce una fina capa sobre las superficies.

A modo de mejorador de la adherencia

Se emplea sobre todo en superficies de cemento y de cal, las que tienden a desprender polvo y deshacerse. Simplemente se aplica como viene usando una pinceleta o escoba, extendiendo bien para que penetre en su totalidad.

Para regular la evaporación de humedad

Ideal para aplicar en carpetas, pateas de fundación de hormigón y pavimentos que necesitan protección ante la evaporación rápida de la humedad.

Se esparce el producto diluido con agua usando un pulverizador apenas la superficie empieza a tirar, con el fin de evitar la rotura.

Aditivo multiuso para mejorar mezclas

Se agrega al agua de amasado diferentes mezclas que se emplean en una obra, este tiene la capacidad de mejorar la adherencia y la plasticidad de las mismas aportando dureza al resultado final.

Recomendaciones del uso de aditivos multiuso

No son apropiados para superficies que queden sumergidas en agua.

Siempre hay que respetar las proporciones.

El agua para la dilución tiene que ser limpia y no salitrosa.

Los materiales a usar después de emplear el aditivo se tiene  que colocar antes de que se seque.

Siempre conviene eliminar suciedad y material suelto antes de proceder a trabajar.

Si hay grasa o aceite en la superficie a tratar, previamente se tiene que limpiar con agua caliente y detergente, enjuagando por completo.

Fuente: Y esto como lo hago

Recibí nuestros articulos gratis