Baldosas autoadhesivas: Ventajas y colocación

Las baldosas autoadhesivas se presentan como una interesante alternativa a la hora de colocar un nuevo revestimiento sobre pisos y paredes, gracias a que demandan una menor inversión de dinero, trabajo y tiempo que las losetas convencionales.

El nombre de baldosas autoadhesivas se debe a que poseen una película de pegamento de alto poder adherente en su parte inferior y que pueden colocarse realizando presión sobre superficies de concreto o madera, donde quedan fijas.

baldosa_autohadesiva_1

Esta característica es la que abarata los costos y reduce el tiempo y trabajo de colocación, además de permitir que esa tarea pueda ser realizada por casi cualquier persona.

Antes de comenzar con la instalación de las baldosas autoadhesivas sobre un piso, es necesario asegurarse de que la superficie sobre la que se va a realizar la tarea esté limpio para garantizar que el pegamento actúe lo mejor posible. Si el suelo a cubrir es de concreto, el mismo debe ser barrido y luego limpiado con un paño húmedo para eliminar las partículas de polvo que pudieran haber quedado. También se debe verificar que el piso se encuentre debidamente nivelado, caso contrario se deberá emparejar la superficie antes de colocar las losetas.

En el caso de las superficies de madera, el trabajo de alisado se realiza con una lijadora.

Una vez que el suelo ha quedado limpio y parejo, se recomienda realizar una imprimación de látex usando un rodillo, ya que ésta evitará que un piso poroso absorba el pegamento y reduzca la adherencia de la baldosa.

Una vez hecho el cálculo de la superficie y adquirida la cantidad necesaria de baldosas autoadhesivas, se procede a su instalación retirando la cubierta protectora de papel, colocando la loseta en su lugar en el piso y presionándola firmemente para que el pegamento se adhiera bien.

En este paso es necesario tener cuidado en que las piezas se vayan pegando con mucha precisión, evitando que queden surcos entre ellas, que luego se convertirán en lugares de acumulación de tierra y polvo. La forma más adecuada de realizar este trabajo de revestimiento es colocar las baldosas autoadhesivas por hilera.

Colocación de baldosas autoadhesivas: Trabajos finales y cuidados

Para completar el trabajo, se puede repasar el nuevo suelo con un rodillo de 50 kilogramos para cerciorase de que las baldosas se encuentran bien afirmadas. Finalmente, se puede aplicar lechada con algún aditivo de silicona en las uniones, retirando el exceso con la ayuda de una espátula de goma y dejando secar durante un día.

baldosas-pvc-autoadhesivas
Baldosa autoadhesiva de PVC

Se calcula que un piso recubierto con baldosas autoadhesivas puede mantenerse en buenas condiciones hasta un máximo de diez años, siempre y cuando se tengan algunos cuidados menores, como realizar su limpieza sólo con agua y jabón, evitando usar productos abrasivos, ya que estos le harán perder brillo y color rápidamente.

Recibí nuestros articulos gratis