Cielorraso, todo lo que necesitas saber

En este artículo vas a encontrar toda la información que necesitas sobre el cielorraso, ya sea porque estas edificando o remodelando tu hogar.

Ante todo debes saber la diferencia que hay entre techo y cielorraso:

Techo: es la cobertura externa de la casa, es la que cierra la parte superior.

Cielorraso: es un falso techo, es una terminación interior que se coloca a una pequeña distancia del techo, por lo que vendría a ser el acabado interno del mismo.

Este da una terminación amable a la vista al tapas vigas, instalaciones, irregularidades… también acorta altura del techo y ayuda a economizar recursos al reducir el volumen a calefaccionar.

Por otra parte, ofrece acondicionamiento acústico para estadios que lo requieran

Tipos de cielorrasos

Cielorraso de yeso armado: se trata de una estructura de madera con base de metal desplegado y revoque de yeso que se coloca a mano.

Placas de yeso o tablaroca: se trata de una estructura de perfiles de metal galvanizado y placas de roca de yeso.

Placas de yeso cerámico: son placas de yeso de menor tamaño, compactas y duras que tienen la junta sin sellar porque son cielorrasos desmontables. Este tipo de cielorraso permite tener acceso  la cámara de aire entre el techo y el yeso para poder hacer reparaciones.

Placas desmontables de fibra de vidrio: se montan sobre una estructura de metal que queda a la vista, son placas pequeñas de 60×60 cm y que poseen terminación rustica.

Cielorrasos tensados: se componen por una tela de PVC que se estira hacia un perfil perimetral creando una superficie lisa y plana, se puede instalar en cualquier ambiente, incluso el baño.

Cielorraso de machimbre: se forman por piezas alargadas de machimbre que se encastran entre ellas para formar una superficie continua. La base de sostén depende del material que sea el machimbre, por ejemplo los de PVC poseen perfiles galvanizados, mientras que los de madera se colocan sobre listones de madera.

Pros y contras de los diferentes cielorrasos

Cielorrasos de yeso

Tradicional: es la manera tradicional de hacer el cielorraso, lo hace solo gente especializada y la calidad el trabajo realizado se diferencia por las terminaciones.

El yeso se aplica por capas sobre mallas metálicas que le sirven de amarre, se va alisando hasta conseguir un espesor uniforme y liso.

Este tipo de cielorraso permite crear diseños artísticos, molduras, frisos,… pero necesita de mano especializada y además causa mucha suciedad y los muros se ensucian bastante, también se necesitan andamios y un gran despliegue de elementos.

No permite reformas y hay mucho desperdicio de material.

Placa de yeso o plafón de tablaroca

Es el también llamado Pladur, Durlock o Knauf, son placas de yeso aprisionado entre dos planchas de cartón.

Se colocan sobre una estructura de perfiles galvanizados que conforman un entramado de guías metálicas cada 40 cm, sujetas por tornillos y la unión entre las mismas se tapa con masilla, cinta de fibra de vidrio, lijado y pintura.

Estos cielorrasos también pueden aplicarse con placas de menor tamaño las que se colocan con juntas a la vista y permiten una rápida colocación, como la posibilidad de reparación.

Este tipo de cielorraso es más rápido y simple de colocar, permite el paso de instalaciones sobre la estructura de sostén y pueden hacerse en casas en uso. No hace falta un gran despliegue de herramientas, sino una escalera y algunos elementos de mano.

La terminación es similar a los cielorrasos de yeso tradicional

En cuanto a las desventajas existe un riesgo de agrietamiento cuando se fijan a techos livianos, si el techo es de chapa no con viene caminar sobre las mismas por el movimiento estructural que esto genera.

Solo lo pueden colocar personas entrenadas para conseguir una buena terminación y acabado.

Placas de yeso cerámico

Son placas de yeso cerámico duro y fibras sintéticas de menor tamaño, por lo general de 60×60 cm y de un espesor entre 8 y 14 mm.

Se montan sobre una estructura colgante y en apariencia quedan como un cielo raso suspendido con las juntas visibles.

Vienen modelos lisos o con texturas o diseños en 3D, en forma cuadrada, hexagonal, diamante, etc., ya que son meramente decorativas.

El precio de estos cielorrasos es mas accesible, se colocan con facilidad y el trabajo puede hacerlo el dueño de casa si se anima.

Son capaces de absorber la humedad ambiente, haciendo de placa antihumedad, proveen de aislación acústica y son resistentes al fuego.

Cabe destacar que estas cualidades son de placas de yeso de buena calidad, caso contrario se rompen, agrietan o perforan ante altos niveles de humedad.

Plant in an empty room with gray wall mockup

Cielorraso de madera

Es un cielorraso que fue muy usado antaño y en la actualidad se lo está volviendo a ver. Se coloca fácilmente en una estructura de tirantes de madera sostenidos desde el techo o apoyados de pared a pared.

En los bordes de perímetro se colocan molduras de madera para tapar la unión del cielorraso y la pared, pero con una luz de 1 cm. aproximadamente.

La madera más usual en este tipo de trabajo es el pino y el eucalipto. también hay opciones de terciados ranurados y planchas de MDF (Medium Density Fiberboard).

Los cielorrasos de madera son económicos, permiten ser colocados por uno mismo, son sustentables y otorgan calidez visual. Si se les agrega lana de vidrio superior, se obtiene una adecuada aislación térmica.

La principal desventaja a mencionar es que pueden promover la proliferación de insectos como hormigas y termitas, no toleran la humedad, por lo que no se pueden usar en ambientes húmedos, y no resisten el fuego.

Cielorrasos de PVC

Compuestos por policloruro de vinilo (plástico) viene en planchas de 20 cm en v variedad de colores y texturas.

Se montan sobre una estructura de perfiles galvanizados, una vez montado deja ver ranuras de unión apenas visibles.

Por encima del cielorraso se coloca un material aislante para mejorar la aislación térmica y acústica, como es la lana de vidrio o de roca, el poliestireno expandido, etc.

Es un material sumamente liviano, lo que hace posible que una sola persona haga todo el trabajo, y no implica el uso de masillas ni de pintura.

Resisten la humedad, por lo que se los coloca mucho en espacios como aleros o galerías. No requieren de mantenimiento alguno, tienen una vida útil ilimitada y  no propagan el fuego.

Al ser plástico, el cielorraso de PVC resiste filtraciones, se repara fácilmente ya que las placas se reemplazan sin mayores molestias y no forma hongos.

Se puede lavar con un trapo húmedo o hidrolavadora, resiste los insectos, y no se fisuran como consecuencia de movimientos en el techo.

Dentro de las desventajas podemos decir que no es un cielorraso que soporte altas temperaturas ya que se deforma, por lo que hay sectores de la casa en los que no conviene colocarlos.

Se rayan fácilmente y condensan humedad, por lo que no son un recurso útil para los baños.

Fuente: Arquitecturahttps://arquitecturasimple.com/ simple

Foto: <a href="http://<a href='https://www.freepik.es/fotos/construccion'>Foto de Construcción creado por pvproductions – www.freepik.esFreepik

Recibí nuestros articulos gratis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.