Como colocar azulejos en la pared de la ducha

Los azulejos son uno de los revestimientos cerámicos más utilizados para las paredes de los baños y especialmente de las duchas, gracias a que les imprimen un gran valor estético y al mismo tiempo ofrecen una serie de ventajas en lo que se refiere a la higiene del lugar.

En efecto, la superficie de este material es tan compacta que los microbios y ácaros tienen escasas posibilidades de sobrevivir y son fácilmente erradicables mediante la limpieza regular.

azulejo ducha1

Su impermeabilidad evita, asimismo, la necesidad de protegerlos con la aplicación de algún sellador extra, como suele ocurrir con las baldosas de piedra natural, para evitar que absorban el agua, ya sea en estado líquido como gaseoso.

Antes de comenzar la colocación de los azulejos en la pared de la ducha, es importante verificar que aquella se encuentra en muy buenas condiciones, sin grietas ni otros daños. En caso de haberlos, es necesario repararlos.

Para calcular la cantidad de cajas de azulejos que deberán comprarse para el trabajo, se debe obtener la medida de la superficie que se pretende revestir, para ello sólo se necesita multiplicar el ancho por el alto de la pared de la ducha.

Junto con las piezas cerámicas, se debe comprar un adhesivo en polvo para porcelanatos o piedra, y opcionalmente un aditivo que ayude a mejorar la adherencia de la mezcla entre la pared y las placas, asegurando de esta forma una mayor duración del revestimiento. En este punto también es importante conocer las medidas precisas del área a cubrir, para comprar la cantidad adecuada de pegamento y aditivo.

Como en todo trabajo de revestimiento de un muro, es indispensable asegurar que los azulejos queden perfectamente alineados sin importar las posibles irregularidades que pudiera tener el piso. Para ello, ya sea que se utilice un nivel láser, uno común, o el clásico de la manguera con agua, se traza una línea que servirá de referencia para la colocación de las sucesivas hileras de azulejos.

Con el mortero adhesivo ya preparado, se extiende el mismo con una llana dentada sobre un tramo pequeño de la pared de la ducha y se colocan los azulejos en su lugar. Para asegurar una buena adherencia, es importante haber limpiado el dorso de cada loseta con una esponja húmeda para recoger partículas de polvo.

En caso de que no se pudiera aplicar el cemento directamente en la pared, como es el caso de aquellos espacios demasiado pequeños para la llana, se recomienda untar directamente el adhesivo en la parte posterior del azulejo y colocarlo en el sitio correspondiente.

Se debe eliminar cualquier exceso de mortero que pudiera filtrarse a través de las juntas, raspándolo suavemente con un destornillador. En caso de que dicho sobrante se hubiera secado, deberá limpiarse con un cuchillo o espátula metálica.

También debe limpiarse el cemento todavía húmedo que pudiera haber caído en la cara de los azulejos.

En la mayoría de los casos, es necesario utilizar una sierra mojada para hacer cortes rectos exactos en los azulejos, e incluso un taladro con una broca especial para realizar los agujeros por donde pasará el caño de la cabeza de la ducha, mientras que para las perforaciones correspondientes a las llaves es posible que se necesite una amoladora para realizar un orificio preciso.

Cuando se usan estas herramientas eléctricas no hay que olvidarse de tomar las medidas de seguridad correspondientes y darles un uso según las indicaciones del fabricante. Si no se sabe manipularlas, es obligatorio solicitar los servicios de un experto.

Azulejos en la pared de la ducha: Aplicación de lechada y sellador en las juntas

Cuando el adhesivo haya fraguado totalmente y los azulejos hayan quedado firmes, se puede aplicar la lechada, preparándola en pequeños lotes, ya que es conveniente utilizarla dentro de un plazo de 20 a 30 minutos para asegurar un buen resultado.

Este material se distribuye por las juntas con una llana de goma, asegurándose de que no queden huecos ni burbujas de aire. Se deja secar y luego se aplica agua con un rociador, pasando luego una esponja para abosber el exceso de agua.

azulejo baño2

Finalmente, se dejan pasar 24 horas antes de aplicar sellador a las juntas, para asegurar la total impermeabilidad de la pared de la ducha.

Recibí nuestros articulos gratis