Cómo colocar un piso flotante de bambú

Dentro de la amplia gama de pisos flotantes de sencilla colocación, los pisos de bambú tienen como particularidad el ser los más naturales y ecológicos que ofrece actualmente el mercado. Al ser tan orgánicos, suelen presentar sensibilidad al cambio de clima estacionario. Contemplando sus características y mediante cuidados atentos, su colocación es relativamente simple.

Al comprar el suelo flotante de bambú, es importante corroborar su buen estado general, con especial atención a que el contenido del embalaje sea el solicitado para la habitación a cubrir. En este sentido, es necesaria una evaluación experta del área donde se habrá de colocar el piso de bambú, las características del subsuelo y el clima propio de la zona.

Cómo colocar un piso flotante de bambú

piso bambú

Pasos previos a la colocación del piso flotante de bambú

Además de preparar muy bien la habitación o espacio a cubrir con el bambú, es preciso preparar adecuadamente también el material a colocar. Así, es fundamental sacar el piso del embalaje y dejarlo reposar por 72 horas en el espacio donde será colocado. También es necesario crear un clima óptimo y templado, de modo que el bambú se adapte al mismo.

En caso de tratarse de un ambiente húmedo, la colocación debe posponerse, dado que las tablas de bambú se hinchan rápidamente al contacto con la humedad. Todos estos detalles evitan que las tablas se deformen luego de colocadas, en tanto la respuesta a las condiciones del medio son casi instantáneas.

Colocación del piso de bambú

El bambú, a diferencia de otros pisos de madera, necesita de un espacio de ventilación de al menos 10 cm. Esto significa que no conviene cerrar la cubierta en los extremos, intentando permitir que el aire circule de un punto al otro del subsuelo. En este sentido, hay que prestar atención a las vigas que se usarán para sostener el bambú.

Las tablas del bambú deben sellarse con laca antes de la colocación. Esto dará al piso un acabado delicado, a la vez que lo protegerá de humedad y manchas. El bambú está considerado uno de los materiales más nobles para suelos. Además, su elección a la hora de construir ayuda al medioambiente, al tratarse de una planta que vuelve a crecer rápidamente después de cortada.

Si bien son muy resistentes, hay que cuidar a los pisos de bambú de los rayones y marcas. Para eso, evita los muebles pesados, ya que quedarán sus huellas.

 

Por último, si bien el bambú es resistente, lo ideal es tomar algunas precauciones para asegurar su vida útil. Por ejemplo, a la hora de mover muebles, evitando rayones. También es recomendable mantenerlo limpio mediante una escoba suave, quitando las manchas ni bien se produzcan.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*