Cómo detectar y reparar una gotera en el techo

La aparición de goteras en el techo de una vivienda es la clara evidencia de que una filtración de agua ha logrado penetrar todas las capas superiores, por lo que deben tomarse medidas urgentes con el objeto de identificar sus causas y localización exacta para proceder a su reparación.

El primer paso para ubicar correctamente el punto de origen de una gotera en el techo es obtener los planos de las instalaciones sanitarias del hogar, con el objeto de descartar que la filtración se deba a una pérdida de agua de algún caño que pase por la parte superior de la casa.

gotera

Una vez que se ha verificado que en el sitio no hay tuberías que pudieran haber sufrido daños, se puede concluir que la gotera se origina en la parte superior del tejado, por el agua de lluvia que se deposita en el mismo.

Una manera sencilla de verificar el lugar por el que se produce la filtración es echar agua con una manguera sobre el techo simulando una precipitación y detectar el sitio exacto en el que aparecen las primeras gotas de agua en el interior de la vivienda.

En determinados casos, bastará con seguir el camino que ha recorrido el agua hasta ese punto para dar con una teja rota o con una fisura en la parte superior de la losa por la que está ingresando el líquido.

También puede darse el caso que la membrana asfáltica que cubre el techo ha sufrido algún daño o desprendimiento, permitiendo la filtración del agua hacia el interior de la casa.

membrana-techo

Los materiales a usar para la reparación de una gotera en el techo dependerán del material con el que esté hecho, pudiendo elegirse entre cementos, pastas, cintas de material aislante o membranas líquidas, además de tejas nuevas en caso de que se necesite reemplazar las piezas rotas.

En cualquier caso, es importante que la zona sobre la que se trabajará se encuentre lo más limpia posible, ya que la presencia de suciedad (polvo, grasitud, verdín o restos de pintura vieja) puede impedir que los adhesivos utilizados actúen bien, haciendo que el trabajo final sea poco duradero. También es aconsejable que la superficie esté completamente seca

El modo más usual de reparar una gotera pequeña o mediana en el tejado consiste en aplicar capas de un sellador líquido especial para el tipo de material presente en la superficie a tratar.

Por ejemplo, si el techo está cubierto por una membrana plástica con terminación de aluminio, se debe recurrir al uso de un impermeabilizante acrílico específicamente desarrollado para reparar esa clase de material, ya que, aparte de ser sumamente resistente, ofrece una mejor adherencia sobre el aluminio por una mayor cantidad de tiempo.

Este y otros tipos de selladores deben aplicarse cuando hay un buen tiempo, con temperaturas ambientes comprendidas entre los 8ºC y los 30ºC, aunque ese rango puede variar según las indicaciones del fabricante del producto.

También se recomienda aplicar en días y sitios donde no haya ráfagas de viento, ya que esto puede terminar ensuciando la superficie recientemente tratada mientras el impermeabilizante se encuentra fresco.

Como reparar ampollamientos en las membranas

Si la membrana a reparar presenta ampollamientos, se aconseja cortar en cruz y dejar abiertas la capa por tres días para permitir la evaporación de la humedad retenida, antes de sellar con soplete y repararla con venda e impermeabilizante.

sellador-techo

Si los daños que originan la gotera en el techo son mayores, o si la misma se debe a la pérdida de una cañería que pasa por el lugar, es mejor recurrir a la ayuda de un especialista antes de emprender un trabajo improvisado que posiblemente termine empeorando la situación.