Cómo elegir el ladrillo adecuado para una casa

Uno de los secretos de una casa bien hecha, es la adecuada selección de sus componentes. En el caso de los ladrillos, hay que saber cuáles son los mejores para cada pared, según se trate de un tabique interior o un muro externo. Los materiales de construcción poseen, además, diferentes calidades, por lo que es básico saber reconocerlas.

La elección de ladrillos para una casa no necesariamente debe basarse en los costos. Muchas veces se puede ahorrar en materiales de construcción, aunque en cada caso de hacerse sabiendo los motivos y las posibles consecuencias.

elegir ladrillos

Factores que hacen a la elección del ladrillo

Uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionar el bloque o ladrillo para un casa, es el clima, en relación al uso que recibirá. No serán los mismos los materiales para una casa de playa, que para una construcción en climas tropicales.

Otro factor que define la compra de ladrillos para una pared, es la relación de ésta pared en cuestión con el resto de la casa. Quizás no sea necesario levantar toda una casa con los mismos tipos de ladrillos, pero sí lo es que haya entre ellos una razón de ser.

El mantenimiento del ladrillo o material para paredes es otro detalle importante. Si se tiene en mente decorar un frente con ladrillos vistos, con piedra o con pintura, debe considerarse que cada material de ladrillo necesita, o no, un cuidado especial.

Qué ladrillo es más eficaz para levantar muros en una casa

Por supuesto, todo el tema gira alrededor de la eficacia y de la tranquilidad que se necesita en una casa. Lo más importante, más allá del costo y de la estética del material, es su duración y eficacia. Se debe ser, ante todo, responsable, no sólo en la selección, sino en la colocación de los ladrillos.

Cómo reconocer un buen ladrillo

El ladrillo común, el que se identifica como un rectángulo macizo, posee dos caras superior e inferior, que se denominan “hundida” y “asiento”; dos lados cortos, llamados “asientos”; y dos lados largos, conocidos como “sogas”.

Es importante que los ladrillos comunes sean homogéneos en sus medidas.

El color del ladrillo responde al tipo de arcilla con que se lo fabricó, así como con el tiempo de cocción y la incorporación, o no, de algún ingrediente mineral extra. Según su fabricación, y los moldes utilizados, los ladrillos pueden poseer varias texturas.

Para reconocer un buen ladrillo, basta con comprobar que sus medidas sean proporcionales: el largo siempre debe equivaler a dos ladrillos de frente, más un breve espacio para junta. El ancho, a su vez, debe equipararse a dos juntas.

Tipos de ladrillos

La diferencia entre las calidades y variedades de ladrillo suele estar en la capacidad para resistir la humedad. Los bloques de hormigón y el ladrillón, por ejemplo, son buenos para los muros externos de una casa, siempre y cuando se refuercen los aislantes térmicos en las terminaciones.

Otro tipo de ladrillo es el cerámico hueco: en este caso, se recomienda su uso sólo para tabiques internos que no deban soportar peso.

Las nuevas tecnologías en ladrillo incluyen hoy en día al ladrillo denominado celular, compuestos con aluminio, cemento, cal , arena y agua. Se trata de materiales inteligentes, livianos, aislantes, más parecidos a placas de madera que a ladrillos. Del mismo modo, existen los placablock, sofisticados e ideales para muchas terminaciones, de exterior o exterior.

Recibí nuestros articulos gratis