Cómo enlucir una pared con estuco veneciano

El estuco veneciano, también conocido como lustro veneciano, es una de las formas más famosas de enlucir paredes y techos, a los que  dotan de una superficie plana, lisa y brillante como un mármol pulido, con diferentes tonalidades de color, de gran atractivo visual.

Este tipo de acabado no sólo se ve bien, sino que su suavidad al tacto hace que también se sienta muy bien, agregándole un importante valor a los ambientes en los que se encuentra.

stucco-italiano
Crédito: Stucco Italiano

Si bien el uso de los colores en la mezcla es una de las propiedades inherentes del estuco veneciano, los días de tener que trabajar con la mezcla tradicional de yeso, cal, arena y polvo de mármol han pasado. Hoy en día es posible obtener composiciones acrílicas que son más fáciles de trabajar y aún así le dan a las paredes ese aspecto pulido tradicional.

El uso de una mezcla comercial  significa que se puede comenzar el trabajo tan pronto como la pared se encuentre limpia y lista para recibir el tratamiento. Si se compra una moderna mezcla de estuco veneciano acrílico o un producto premezclado más tradicional con hasta 50% de polvo de mármol, se puede ahorrar mucho tiempo y esfuerzo.

Ahora bien, existe la posibilidad de que alguien prefiera preparar él mismo el estuco veneciano tradicional. En ese caso se necesitará de abundante cal y polvo de mármol, ya que estos materiales deben componer al menos el 40 por ciento del total de la mezcla final.

Aparte de agregar el color de su elección, la elaboración casera de este tipo de revestimiento permite el uso de materiales naturales (jugo de higos, clara de huevo, grasas animales, etc.) que también le aportan una mayor variedad de tonos y más resistencia y capacidad de fijación.

La técnica básica para la aplicación del estuco veneciano es la misma que para el estuco ordinario, la diferencia está realmente en el acabado de la obra. Después de todo la idea entera de yeso veneciano es que no necesita cubrir con pintura o papel tapiz.

Siempre debe tenerse presente que tener una pared limpia y lisa para trabajar ayudará a obtener un gran final para el trabajo. Frotar la pared hacia abajo con un papel de lija grueso a medio también ayudará a que la capa base de estuco se adhiera mejor a la pared.

Se aplica una primera capa de estuco veneciano con una llana en un ángulo de 30º de la manera más uniforme posible y evitando que elmaterial se salga por los lados de la herramientas. Luego debe esperarse al menos seis horas (o el tiempo indicado por el proveedor) para que se seque. Una vez pasado dicho período se quitan con una espátula o una lija las irregularidades que pudieran haberse formado hasta dejar la superficie completamente lisa.

Luego, se puede aplicar la segunda mano de estuco, esta vez sosteniendo la llana de modo que esté casi plana a la pared, y aplicando golpes cortos y largos solapados. Una vez terminada la aplicación, se deja secar durante al menos 24 horas.

Estuco veneciano: Aplicación de la capa final

A continuación se puede aplicar la capa final del estuco veneciano. En este punto se necesita estar seguro de que se tiene la mezcla de color correcta paa el efecto que se desea crear en la habitación. Esta última capa será la que le dará al enlucido su brillo característico de mármol pulido.

Para pulir la pared todo lo que se tiene que hacer es frotarla como si se estuviera trazando círculos alrededor del muro, usando papel de lija fino.

estuco-veneciano
Foto: Luxe Walls

Finalmente, se utiliza un paño húmedo para quitar cualquier partícula de polvo de la pared. Un profesional podría frotar una paleta de metal limpia sobre la superficie de estuco veneciano para mejorar el efecto de mármol pulido. Para los menos experimentados, en cambio, se podría considerar la aplicación de una capa de laca transparente que embellecerá el brillo y que también servirá como una capa protectora.

Recibí nuestros articulos gratis