Cómo enlucir una pared interior de ladrillos

Se conoce como enlucido al revestimiento que se la da a una pared aplicando una delgada capa de yeso, argamasa, escayola u otro material para procurar un acabado más cuidado. Ahora bien, para obtener una buena apariencia final y una cobertura duradera se pueden seguir los siguientes consejos que también permitirán ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo.

Como se verá a continuación, enlucir un muro de ladrillos no es una tarea muy complicada, sobre todo si se cuenta con todas las herramientas necesarias y se utiliza una buena mezcla de estuco para realizar el trabajo.

Cómo enlucir una pared interior de ladrillos

Para realizar el enlucido se necesitará preparar la superficie sobre la que se va a trabajar, y esto implica que la misma se encuentre lo más lisa y limpia posible para lograr una mejor fijación del enlucido.

La limpieza de la pared de ladrillos puede hacerse pasando un cepillo de alambre con el fin de quitar las gotas de concreto, capas de acabado y cualquier otro material adherido en la superficie. A continuación, se aplica con un paño una mezcla en partes iguales de jabón en barra y jabón líquido y un poco de agua y se deja actuar por alrededor de 20 minutos, para luego frotar con un cepillo de cerdas plásticas duras para eliminar toda la suciedad, polvo y grasa.

En caso de que hubiera fisuras u otros daños similares en la pared, sobre todo en el mortero que une los ladrillos, las mismas deberían rellenarse con cemento antes de continuar con el trabajo de enlucido propiamente dicho.

En cuanto al material a utilizarse para enlucir el muro, se puede recurrir a distintas marcas comerciales disponibles en el medio, algunas de las cuales podrían necesitar la aplicación o no de un revestimiento previo que sirva para “soportar” el peso del yeso o argamasa del acabado final, pero todo dependerá de lo que se esté dispuesto a gastar y del tiempo disponible para realizar el trabajo.

Por lo general, la elección se suele decantar por productos que requieren poca preparación y que pueden aplicarse directamente sobre la superficie de ladrillo. Como siempre, el resultado final dependerá de una adecuada preparación de la mezcla siguiendo las instrucciones del fabricante y su correcta aplicación sobre la superficie.

El enlucido inicial de la pared de ladrillos puede hacerse de arriba hacia abajo o viceversa, aplicando esa primera capa con la ayuda de una llana metálica grande o mediana. A continuación, se puede rascar la superficie recién tratada para ayudar a que la unión con la siguiente mano de material sea más fuerte.

Enlucido de una pared de ladrillos: Toques finales

Además del rascado, se recomienda humedecer uniformemente la superficie antes de aplicar la segunda capa de argamasa, la que se deberá colocar de arriba hacia abajo y tratando de completar el trabajo en una sola operación para evitar posibles marcas de unión entre las pasadas.

Después de dejar que el enlucido se seque completamente y para ayudarle a tener una mayor resistencia, es conveniente rociarlo con agua una vez al día durante una semana.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*