Cómo instalar suelo radiante por tubos de agua

La calefacción por piso, losa, o suelo radiante, es una opción excelente para calefaccionar hogares y locales comerciales, siempre y cuando se disponga de los recursos suficientes. Es que, en sus dos versiones, la eléctrica y la que funciona por tubos de agua, el suelo radiante implica un desembolso considerable de dinero, si se lo compara con cualquier otro tipo de calefacción. No obstante, si estás por comenzar una obra, ten en cuenta este sistema de calefacción que es cada vez más buscado. Aquí, algunos consejos sobre su instalación.

El suelo radiante por tubos de agua es un sistema de calefacción con múltiples ventajas. Se trata de una red de tubería que se instala empotrándose en el subsuelo o capa de mortero de una habitación. Es por esta tubería que transita el agua calentada mediante caldera, placa solar, acumulador eléctrico, o bomba de calor, entre otros, la que abriga el espacio a calefaccionar. Sobre la tubería, se coloca el piso, siendo preferentes para el uso losa radiante los pisos de madera, cerámico, linóleo, moqueta y mármol.

suelo radiante

Requisitos para la instalación de un suelo radiante

La calefacción por piso radiante necesita de algunos detalles insoslayables a la hora de una instalación exitosa. Primero, hay que cuidar la calidad y el espesor del subsuelo o mortero que hará las veces de lecho de la tubería para el suelo radiante. En este sentido, el arquitecto o jefe de obra que proceda a colocar la losa radiante deberá ajustarse a la normativa vigente, que proporciona los cálculos necesarios para una adecuada distribución del calor.

Un modo frecuente de hacerlo es dando al mortero que cubre la tubería de suelo radiante unos 5 cm. Un error en la instalación podría suponer una irregular distribución del calor. En el caso de los desagües que puedan estar presentes en la habitación, se recomienda realizar rodearlos con bandas perimetrales, de modo de que no surjan inconvenientes de absorción.

Ventajas y desventajas de instalar un sistema de piso radiante

El suelo radiante implica un sofisticado sistema para acondicionar el clima en hogares, oficinas, y establecimientos de todo tipo. Tanto es así, que su evolución devino en suelos radiantes refrigerantes, gracias a los modernos métodos de programación.

Otras ventajas del sistema de calefacción por losa radiante es el ahorro: ahorro de espacio y ahorro energético. De más está decir que la temperatura homogénea que se logra mediante la implementación del suelo radiante otorga a los ambientes un plus de confort. La salud también se ve beneficiada con este método para calefaccionar, dado que reduce la cantidad de polvo y ácaros.

La desventaja de implementar un suelo radiante en el hogar o el comercio es su costo económico, no sólo en cuanto al complejo sistema de tuberías requerido, sino también a la complejidad del suelo que lo ha de contener.

Recibí nuestros articulos gratis

2 thoughts on “Cómo instalar suelo radiante por tubos de agua

  1. Yo creo que este tipo de calefacción es perfecta, ya que el suelo radiante no llega a ser tan costoso que otro tipo de calefacción.
    También para los más peques ya que son los que se pasan todo el día tirados en el suelo. Pero pienso que otra de las muchas ventajas que te ofrece el suelo radiante, es que llega a muchos puntos de nuestros domicilios.

Comments are closed.