Cómo pegar correctamente un piso de linóleo

El piso de linóleo es un buen recurso para resolver de forma inmediata problemas relacionados al piso de la casa. Hay veces que es necesario remodelar con poco presupuesto y con tiempos ajustados, y se hace costoso colocar baldosas, cerámicos o parquét. El linóleo, si bien no ofrece un aspecto excelente como los materiales nombrados, tiene otras ventajas que lo hacen absolutamente amigable. Como informaremos a continuación, lo importante del piso de linóleo es que esté perfectamente adherido al suelo.

Las ventajas del piso de linóleo pueden sintetizarse en que es de muy fácil lavado, y su fabricación no contamina el planeta, por no necesitar de químicos. A su vez, el piso de linóleo es perfectamente apto para la cocina o el baño, dado que resiste tanto la humedad como el alto tránsito.

colocar linoleo

Colocar el piso de linóleo con adhesivos orgánicos

Esta es una buena opción, especialmente si hay niños y mascotas en la casa. Estos adhesivos para piso de linóleo no dejan de ser altamente efectivos, y se adaptan adecuadamente a cualquier superficie de base: cemento, baldosas, madera, etc.

Se trata de adhesivos denominados COV, cuyas siglas expresan que están realizados con compuestos orgánicos volátiles. Algunos de estos pegamentos orgánicos para linóleo se realizan con material vegetal, por ejemplo, los adhesivos de harina de centeno, de caucho y de resina, así como también es posible encontrar pegamentos de celulosa.

Pegamentos más comunes para el piso de linóleo

Existen además pegamentos que adhieren el linóleo que se fabrican especialmente para estos pisos. De todos modos, tu piso de linóleo quedará perfectamente instalado con aquellos adhesivos empleados en madera, acetato o vinílico. Por otra parte, el adhesivo de contacto es el pegamento más frecuentemente utilizado para pisos de linóleo.

Cómo adherir el piso de linóleo

Antes de colocar el piso de linóleo, asegúrate, como debes hacer para colocar cualquier tipo de piso, de tener a mano un nivel, así como de haber realizado los cálculos necesarios para una colocación homogénea.

Distribuye el adhesivo con una espátula dentada, tanto sobre el linóleo como sobre el suelo. Si estás usando cemento de contacto, debes dejarlo secar unos segundos antes de colocar la pieza de linóleo en la superficie a cubrir. No presiones demasiado la pieza de linóleo colocada, apenas asegúrate de que esté perfectamente adherida con una suave y homogénea presión de tu mano. Recuerda usar guantes de hule antes de comenzar a manipular los adhesivos para el linóleo.

 

Recibí nuestros articulos gratis