Cómo prevenir y solucionar la humedad en las paredes

Prevenir siempre es mejor que curar, dice el refrán, refrán tan cierto como aplicable a la humedad en las paredes y muros del hogar. La humedad en las paredes no significa otra cosa que hongos, podredumbre, corrupción que deshace poco a poco la casa. La humedad en las paredes, además, genera ese polvillo que si se respira en exceso afecta la salud. La humedad en las paredes, en definitiva, es un fantasma que nadie quiere en su vivienda, pero que siempre ronda, acecha, después de cada temporal.

Este post va a servirle a muchos y muchas que padecen o presienten que en su casa hay o habrá humedad. Es una cosa buena que se preocupen en solucionar el problema de la humedad en las paredes antes o ni bien aparece, porque la humedad es una cosa siniestra que se expande, se expande, se expande a todo lo largo y ancho de los muros, sin prisa, pero sin pausa.

quitar humedad paredes

Hay humedad en mi pared: ¿qué hago?

Comencemos por el principio, detectaste una mancha oscura de humedad en tus paredes, lo primero que debes hacer es buscar, minuciosa y pacientemente, la causa de esa agua filtrada. Porque eso es la humedad: un caño roto, un tubo filtrado en una canaleta, una grieta en el techo. Un medioambiente demasiado húmedo también puede provocar humedad en las paredes, por ejemplo, la humedad de la cocina, o la humedad perpetua del baño.

En este último caso, en que la humedad de la pared es provocada por un ambiente húmedo de por sí, tienes la posibilidad de quitarla de forma superficial, y luego prevenir que se repita con una adecuada ventilación constante.

Reconoce qué tipo de humedad afecta tu pared:

  • Humedad en la pared por filtraciones en caños o tuberías: dado que estas cañerías van por dentro de la pared, resulta difícil encontrar el lugar del daño, ya que los signos se dispersan y propagan a todo lo largo del muro. Es de las peores y más temidas humedades, y suele frecuentar caserones antiguos, con tuberías desgastadas. En estos casos, debes llamar a un plomero, y luego a un albañil.
  • Humedad por mala impermeabilidad: si la franja de humedad no responde a una filtración -porque sabes que allí no hay caños, canaletas ni tubos- entonces fíjate que si está a ras del suelo es por una mala terminación de impermeabilización en el hormigón. En estos casos debes llamar a un albañil.

Primeros auxilios para quitar la humedad de las paredes

  • Limpieza: si el problema es grave, recurre a un arenado hidráulico. Luego, cepillar y pasar detergente y lavandina.
  • Musgo: existen anti-hongos para paredes que se consiguen en ferreterías, pruébalos.
  • Rasqueteo total: quita toda la pintura afectada, así como el cemento y todo lo que se descascare. No dejes rastros de humedad antes de volver a cubrir el área.

 

Recibí nuestros articulos gratis