Cómo reemplazar una bañera empotrada por una ducha

Sustituir una bañera empotrada por una cabina de ducha resulta una buena medida para prevenir accidentes en el hogar, ganar espacio en el baño, y darle un aspecto más moderno y sofisticado a dicho ámbito.

En la actualidad existe una amplia oferta de kits de duchas destinados a facilitar al máximo su instalación. Sin embargo, la extracción de la bañera es harina de otro costal, ya que continúa implicando el buen uso de cincel y maza, y la generación de escombros, aunque el resultado final hace que valga la pena el “sacrificio”.

Cómo reemplazar una bañera empotrada por una ducha

cabina ducha

Dadas las características de este trabajo, es necesario proveerse de los elementos de seguridad personal, que incluyen gafas de protección y guantes adecuados para la ocasión.

Como primer paso, se retira el revestimiento del murete que rodea la bañera usando la maza y el cincel, asegurándose de extraer todos los cerámicos o azulejos que lo cubren.

A continuación se debe desenroscar y quitar todos los embellecedores metálicos de la tina (grifería, toalleros, barras de apoyo, etc.). Esta labor, que en un principio parece muy sencilla, suele enfrentarse con la dificultad que plantea la acumulación de cal y de las impurezas del agua producida con el paso del tiempo. Ante esa situación, es recomendable rociar las partes difíciles con lubricante en aerosol y dejar que el mismo actúe. En todo caso, la extracción de estas piezas, sobre todo aquellas que volverán a usarse, debe hacerse cuidando de no forzarlas o romperlas.

Lo que sí puede y debe destruirse en su totalidad es el murete, mediante la aplicación de fuertes golpes de maza hasta dejarlo reducido a escombros.

Como la bañera aún se mantiene unida a la pared gracias a la silicona que se le aplicó a las juntas, se debe tomar un destornillador de punta plana y raspar para eliminar los restos del pegamento sellador.

borde bañera

El último paso para la extracción de la bañera consiste en soltar la conexión del desagüe. Obviamente. El piso del baño quedó cubierto de restos de ladrillos, cementos y polvo, por lo que se debe hacer una buena limpieza del mismo antes de proceder a instalar la cabina de ducha.

Cómo reemplazar una bañera empotrada por una ducha: Instalación de la cabina

Una vez que se ha marcado en el suelo la ubicación definitiva que tendrá el kit y su punto de desagüe, se cubren los espacios vacíos de la pared con láminas de yeso laminado que se cortan para coincidir con los huecos en el muro y se pegan al mismo utilizando un adhesivo cementoso adecuado para esta labor.

El siguiente paso es colocar el plato de ducha en su lugar, graduando la altura de sus pies de apoyo de forma que no haya desniveles. Luego se instala el desagüe, cuidando que el tubo flexible que trae el kit no quede muy doblado.

Para asegurar la instalación, se aplica el mortero a todo el perímetro y se coloca el plato en su posición definitiva, cerciorándose de que quede correctamente nivelado. Para evitar filtraciones, se debe aplicar silicona en la junta entre el borde del plato de ducha y la pared.

A continuación, se colocan los perfiles que sujetarán la mampara a la pared, usando un nivel para asegurar una correcta verticalidad. Después de ello, sólo basta colocar la columna de ducha, que se hará siguiendo al pie de la letra las instrucciones del fabricante.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*