Cómo tratar las manchas de eflorescencias en pisos de hormigón

En algunas oportunidades, puede verse que algunos pisos hechos con hormigón presentan manchas blancas que, en el caso de las superficies coloreadas, pueden contrastar mucho y afectar su estética general.

Estas marcas se conocen como eflorescencias, y consisten en depósitos de sales que se forman en la superficie cuando éstas son disueltas por la humedad en el interior del material y emergen por acción capilar. Una vez que la humedad se evapora, queda sobre el piso la conocida mancha blanca o gris blanca.

Cómo tratar las manchas de eflorescencias en pisos de hormigón

eflorescencia-piso

Debe tenerse en cuenta que existen dos tipos de eflorescencias:

  1. Primaria, que se forma debido a la humedad de la obra recién terminada. Esta es prácticamente inevitable pero desaparece gradualmente a los tres o seis meses.
  2. Secundaria, que es la que aparece en trabajos de más de un año de antigüedad y puede deberse a problemas estructurales, defectos del producto utilizado, alta porosidad del material utilizado, alto contenido de sales en el agua empleada en la obra, etc.. Estos problemas pueden prevenirse o solucionarse.

Para prevenir las eflorescencias de tipo secundario, pueden tomarse medidas durante los trabajos de construcción, tales como evitar el contacto entre la mampostería, las sales y el agua; utilizar mezclas y materiales hidrófugos de buena calidad; e intercalar entre el suelo y el contrapiso una membrana de polietileno para evitar el paso del vapor de agua y condensación de la humedad.

En caso de que no sea posible evitar el contacto de la humedad con los componentes del piso de hormigón, se puede bloquear la emergencia de las sales disueltas en la superficie. Para ello, debe tenerse en cuenta que aquellas ascienden desde el interior del mortero a través de los poros capilares del material.

Dichos poros están siempre presentes en todos los productos de hormigón y no se pueden evitar, debido a que son el resultado del proceso de secado y endurecimiento. Sin embargo, es posible reducir su cantidad y tamaño mediante el agregado de un plastificante para alisar la superficie, mientras que los poros restantes pueden cerrarse incorporando más aditivos a la mezcla.

Si a pesar de estas medidas se produce la aparición de las eflorescencias en la superficie del piso de hormigón, las mismas pueden tratarse con productos comerciales basados en componentes químicos detergentes y ácidos que aflojan el depósito de mineral y permiten su arrastre con el agua.

Sin embargo, estos limpiadores de eflorescencias pueden afectar el color del piso, por lo que se recomienda aplicarlos primero en una zona poco visible para verificar que no se producen alteraciones en los pigmentos incorporados al hormigón, para luego utilizarlos en el resto de las áreas manchadas.

limpieza-concreto

Si se desea evitar la aplicación de ácidos por temor a que los mismos penetren a través de las juntas y terminen afectado la calidad del piso de hormigón, se puede recurrir a un lavado regular pasando un cepillo y enjuagando con agua limpia. Es mejor hacer este trabajo en días calurosos o secos.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*