Cómo usar los pigmentos para teñir cemento

La posibilidad de incorporar distintos colores a objetos, superficies o estructuras de cemento constituye una interesante opción a la hora de darle un toque diferente a los ambientes de una casa, aunque para lograr un resultado final lo más atractivo y perfecto posible siempre hará falta una preparación adecuada de los materiales utilizados.

Teñir cemento con pigmentos consiste en combinar las proporciones adecuadas de concreto, colorantes y agua, por eso es importante medir con exactitud dichos materiales, y utilizar herramientas, equipos y recipientes lo más limpios posible para garantizar una mezcla lo más homogénea y consistente.

Cómo usar los pigmentos para teñir cemento

En primer lugar, cuando se piensa en usar pigmentos para teñir cemento, debe tenerse presente que la tonalidad que se obtenga al final del trabajo dependerá en gran medida del color del concreto que se utilice.

Por ejemplo, si se desea obtener una mezcla de color claro o con tonalidades luminosas, sería más conveniente recurrir al cemento blanco, ya que el uso del cemento gris tiende a “apagar” dichos pigmentos. En cambio, ese conglomerante oscuro resulta más adecuado para trabajar con pigmentos tierra, rojos, verdes y marrones oscuros.

Los colorantes para concreto que se usan más habitualmente son los óxidos de hierro, de cromo y de cobalto.

Los óxidos de hierro son los más utilizados en el hormigón y otros materiales a base de cemento Pórtland. Se caracterizan por ser insolubles en agua, resistentes a la alcalinidad del concreto, inertes químicamente con respecto a dicho material, a los agregados y a los aditivos, resistentes a la intemperie y estables tanto a la luz como a temperaturas extremas. Estos óxidos sirven para conseguir tonos rojos, amarillos o negros, y todas sus mezclas.

Los óxidos de cromo poseen una gran resistencia a los rayos ultravioleta, a las temperaturas elevadas y a las condiciones de la intemperie en general, sirven para obtener tonos verdes. Los óxidos de cobalto, por su parte, tienen una alta tolerancia a la alcalinidad del cemento y a la acción de los rayos ultravioleta; se utilizan para conseguir tonos azules.

Las proporciones utilizadas varían, normalmente, entre el 2 y el 6 por ciento respecto del peso de cemento y se recomienda que el pigmento no supere el 10 por ciento de la mezcla. Por lo general, la proporción más utilizada es la que correspondería a 10 kilogramos de pigmento por metro cúbico de cemento, aunque siempre es conveniente consultar las medidas recomendadas por el proveedor para obtener un mejor resultado.

Teñir cemento con pigmentos: Preparación básica

Para preparar el concreto teñido, se puede mezclar primero la arena con el cemento, o el pigmento con la arena y después añadir el cemento.

Si se ha mezclado la arena con el cemento y después se agregó el pigmento, la mezcla no debe tener terrones para conseguir que el colorante se disperse lo mejor posible.

Posteriormente se va a ir añadiendo el agua y se somete la mezcla a una muy buen amasado para lograr una adecuada consistencia y una coloración homogénea.

Para este tipo de trabajos siempre debe tenerse en cuenta que, mientras cierta cantidad de humedad o agua esté presente en la mezcla, siempre el color se verá más vivo y no será el real, que es el que lucirá cuando el cemento teñido haya secado completamente.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

1 comentario en “Cómo usar los pigmentos para teñir cemento

  1. Emanuel

    Hola! Muy interesante la nota del color en el cemento. Ahora, te consulto, porque no la nombra, como interfiere la presencia de piedra en la mezcla. Gracias. Saludos!

    Reply

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*