Encimeras de vidrio templado: Características, ventajas y mantenimiento

Las encimeras de vidrio templado son consideradas como parte de las nuevas tendencias para el equipamiento de las cocinas modernas, a las que le dan un toque novedoso, sofisticado y elegante, al mismo tiempo que combinan sin dificultades con el resto de los materiales presentes en el lugar.

Las mesadas de este tipo están hechas, como su nombre lo indica, de vidrio templado, que es no de los cristales más seguros, poseedor de una dureza cinco veces superior al vidrio común y altamente resistente a las abrasiones y al calor.

encimera-vidrio1

Debido a que, durante su proceso de fabricación, el vidrio ha sido sometido a un calentamiento muy alto y un posterior enfriamento muy rápido, en caso de quiebre este material se puede fragmentar en pequeños trozos con bordes redondeados, eliminando el peligro que representan las astillas afiladas propias de la rotura del vidrio común.

Además de esta característica de seguridad, una encimera de vidrio templado ofrece otras ventajas, como ser:

  • Existe una importante oferta en colores y tonos, lo que permite darle a la cocina un aspecto personalizado.
  • Se trata de un material que ayuda a proteger el medio ambiente, debido a que es reciclable.
  • Permite una colocación fácil y rápida, sin necesidad de obras, calculándose que puede instalarse completamente en un día.
  • Aporta un toque de amplitud y modernidad.
  • La superficie presenta muy pocas juntas o ninguna.
  • Ofrece gran durabilidad en el tiempo, ya que, por sus características físicas, resiste muy bien la degradación.
  • Es de fácil limpieza, gracias a que la superficie no presenta poros que contribuyan a la formación de depósitos de grasas y otras impurezas.

Su resistencia a la degradación por el paso del tiempo y a la suciedad no significa que las encimeras de vidrio templado no deban recibir un adecuado mantenimiento o tomar algunas medidas que ayuden a que mantengan un aspecto similar al del primer día.

Obviamente, la humedad y las grasas producidas por el mismo proceso de cocción de los alimentos lleva a que se deposite sobre la superficie de los muebles de la sala una capa de suciedad, que en el caso de las mesadas de cristal pueden limitarse a ser superficiales y casi imperceptibles, pero que igualmente pueden llegar a menguar su brillo y color se deja que se acumule una capa de mugre sobre otra.

Para ello, se puede realizar un trabajo de limpieza periódico, consistente en repasar la superficie con una esponja humedecida con un detergente o desengrasante apto para cristales y secar luego con un paño de microfibra.

Se desaconseja utilizar cepillos de cerdas muy duras o productos limpiadores muy abrasivos, ya que ellos pueden terminar dañando la superficie de la encimera de vidrio templado, dejando rayones o arañazos que no sólo deslucirán su aspecto, sino que también servirán para que la nueva suciedad se deposite con facilidad en esas trazas.

Una vez que se ha realizado la limpieza, se debe secar bien toda la superficie, para evitar que queden restos de minerales presentes en el agua, conocidos habitualmente como cal por su aspecto de polvo blanquecino y por la presencia de calcio. Estos residuos rayar microscópicamente la encimera de vidrio templado, haciendo que con el paso del tiempo pierda su brillo, tornándose más opaca y áspera.

Encimeras de vidrio templado: Recomendaciones de seguridad

Si bien el material de estas mesadas es resistente a los golpes y a la presión, deben evitarse las sobrecargas innecesarias de la superficie, como así también los golpes excesivamente fuertes.

encimera-vidrio0Asimismo, debe tenerse en cuenta que, a pesar de ser altamente tolerante al calor, su integridad puede verse afectada por choques térmicos repentinos, algo que ocurre en la mayoría de los otros materiales que se usan para la fabricación de mesadas para cocinas.

Recibí nuestros articulos gratis