Ladrillos huecos, diferencia entre ladrillos portantes y no portantes

Los ladrillos huecos se diferencian en ladrillos portantes y no portantes, y sus distinciones van más allá del valor, que es considerablemente distinto.

Ladrillos huecos portantes Vs no portantes

Básicamente uno es un ladrillo compacto, con huecos tabiques y celdas, mientras que el otro es hueco pero más liviano y con menos tabiques.

El ladrillo portante es capaz de soportar peso o cargas mayores que el no portante, y esto se debe a la disposición de los tabiques internos que le dan resistencia.

Las cavidades verticales que posee el ladrillo portante le otorgan la capacidad de soportar la carga sin deformarse, en cambio, los huecos horizontales del ladrillo no portante no tienen tal función.

Uso de ladrillos huecos

ladrillo hueco
ladrillo hueco

Ladrillos huecos no portantes

Son los ladrillos de tabique empleados para hacer de divisorios internos o de fachada. Se usan para dividir ambientes pero sin tener que soportar cargas adiciones.

Su tamaño los hace ideales para ser tabiques de losas de entrepiso en planta alta, ya que pesan muchísimo menos que los ladrillos portantes y por ende reducen el uso de hierro en las estructuras.

ladrillo hueco
ladrillo huecon portante

Ladrillos huecos portantes

Tiene n la capacidad de soportar el peso, como es el caso de los entrepisos, losas de cemento, hormigón, paredes altas, etc.

Evitan el colocar mayor cantidad de estructuras independientes como las vigas o columnas, ya que ellos mismos hacen de esqueleto de la obra.

También son una forma de economizar costos cuando se forma con ellos muros de apoyo, debido a que las estructuras independientes implican un gasto considerable.

Ladrillos no portantes

  • Se utilizan mayormente para tabiques divisorios
  • No pueden soportar cargas, solo las que se dan en cargas bajas como un techo de chapa.
  • Se deben cortar con mucho cuidado.
  • Ahorran un 20% del costo.

Ladrillos huecos portantes

  • Se usan tanto para tabiques divisorios como para muros de carga.
  • Son capaces de soportar pesos adicionales sin deformarse.
  • Son un 20% más costoso que los ladrillos no portantes.
  • Permiten evitar agregar estructuras independientes, ahorrando una suma de dinero considerable.

Ventajas del ladrillo portante

Al momento de abrir huecos en los ladrillos para pasar las tuberías de servicios (gas, luz, agua), los ladrillos huecos no portantes requieren de un tratamiento cuidadoso, ya que poseen huecos horizontales de 12 cm de grosor y dos tramos de celdas.

En tramos cortos no es un problema, pero en tramos largos se debe considerar que al hacer los orificios se termina sacando media pared de espesor, y esto puede generar grietas y rajaduras que ponen en vilo la estructura completa de la pared.

Siempre hay que cortar con amoladora para evitar cimbronazos que muevan el muro y terminen por desequilibrarlo.

En cambio, con las paredes erigidas con ladrillos portantes, al tener más tabiques internos, el corte es incapaz de debilitar el muro, por lo que los orificios pueden hacerse con mayor tranquilidad y menores riesgos.

Fuente: Arquitectura simple

Foto: pixabay

Recibí nuestros articulos gratis