Saltar al contenido

Mezclas de cemento, arena, y portland

Con las diferentes tipos de mezclas que se pueden realizar con cemento, arena y portland, podemos conseguir una gran variedad de hormigones, todos diferentes según el uso que les vayamos a dar y todos ellos muy interesantes.

En este artículo te contamos un poco más sobre los tipos de hormigón y para que sirve cada uno.

La mejor de las mezclas para hormigón (para obras comunes), es la que incluye una parte de portland, 2,5 partes de arena normal, unas tres partes de piedra grava así como 0,5 partes de agua limpia.

Si necesitamos un hormigón que resista en mayor grado, nada mejor que reducir la arena a dos partes.

¿Cómo conseguir un buen resultado en mi mezcla?

El principal consejo es mezclar bien los ingredientes cuando estén secos y ya después agregar el agua. Entonces hemos de seguir mezclando todo hasta conseguir que la mezcla esté húmeda.

Si queremos un hormigón para paredes de la fundación o para una base en la cual van las losas de pavimentación, nada mejor que poner una parte exacta de cemento Portland, unas 2,5 partes de arena, así como 3,5 partes de piedra grava, combinando todo esto con 0,5 partes de agua.
mezcla
En cambio, si buscamos un hormigón pensado para dar fuerza a zapatas de cimentación, tendremos que hacer la siguiente mezcla: una parte de Portland, tres partes exactas de arena y grava (ambas mezcladas), y por último cinco partes de agua.

Estas son algunas de las combinaciones que se pueden realizar con cemento, arena y portland. Esperamos que te hayan sido útiles.

Reciba Gratis Nuestros Articulos por Correo Electrónico

2 comentarios en «Mezclas de cemento, arena, y portland»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *