Piso flotante, pros y contras

Los pisos flotantes, o también llamados laminados, son bastante utilizados en la actualidad, y como todo producto tienen sus ventajas y desventajas.

A la hora de elegir si emplear un piso flotante o no, siempre conviene tener en claro cuáles son sus pros y sus contras, ya que todo depende de las características de la habitación en donde se lo puede llegar a instalar y las necesidades de cada uno.

El piso flotante

Es básicamente un revestimiento que se coloca sobre un material preexistente sin necesidad de emplear clavos o pegamentos, ya que las tablas del piso laminado están unidas entre sí mediante un sistema de enclavamiento.

Los pisos flotantes se conforman por varias capas encoladas entre sí, las que se dividen en: capa de revestimiento o desgaste (de 2,5 a 6 mm de espesor), capa intermedia y capa de revestimiento resinosa.

Estas tres capas hacen que el piso flotante tenga un grosor total de 10 a 15 mm, pero más fino que el piso de parque macizo.

Otro dato a destacar es que al estar conformado por diversas capas, tiene una función aislante del ruido del tránsito y de la humedad.

piso flotante
Piso flotante

Características del Piso Flotante

Se conforma por:

  • Overlay: es una capa superior de resinas transparentes, responsables de la resistencia al desgaste y a la abrasión.
  • Laminado: que puede ser de madera o de melanina, muy fina y es lo que se ve del piso.
  • Sustrato: no es madera sino que es MDF o HDF, razón por la que algunos consideran a los pisos laminados como pisos ecológicos.
  • Lámina estabilizadora: se encuentra en la parte inferior de la tabla y es la que balancea el piso evitando que se deforme. Por otra parte, hace de aislante de la humedad.

Pros del piso flotante

  • Es más económico que los pisos de madera natural.
  • Se instala rápidamente y sin generar suciedad.
  • Permiten el transito inmediatamente después de colocados.
  • No hace falta quitar el piso preexistente, ya que se puede colocar por encima.
  • No requiere de pulido ni plastificado posterior.
  • Son excelentes aislantes de la humedad y el frio, no generan condensación.
  • Hay una extensa variedad de modelos y colores, algunos realmente iguales en apariencia a los pisos de madera natural.

Contras del piso flotante

  • Lógicamente no son de madera natural, razón por la que algunas personas los desestiman.
  • No son muy resistentes a los derrames de líquidos, y al estar fabricados con fibras naturales se hinchan con la humedad. Es por ello que hay que dejar juntas perimetrales para evitar que el piso se levante.
  • Se desgastan. Si bien hay pisos flotantes para alto tránsito, con el tiempo se desgastan, por ello se recomienda proteger las patas de muebles y sillas para evitar que lo dañen antes de tiempo.
  • Requieren de limpieza frecuente debido a que la suciedad, arenilla, tierra hace de papel de lija que va rayando el piso constantemente al transitarlo.
  • La limpieza ha de realizarse solo con trapo húmedo, y en caso de manchas solo hay que pasar un poco de diluyente sobre la zona afectada y retirarlo rápidamente.
  • La vida útil de un piso flotante es de 10 años, puede durar más si se lo cuida y si está en una habitación con poco movimiento.
  • No son la mejor opción para habitaciones de alto tránsito, casas con niños pequeños o locales comerciales, a menos que se esté dispuesto a cambiarlo con frecuencia.

Fuente: arquitectura simple

Foto: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis