Por qué es importante sellar los pisos de cemento en exteriores

Los pisos de cemento en ambientes exteriores, al igual que los hechos con adoquines o ladrillos, son superficies porosas propensas a sufrir la infiltración del agua de la lluvia o de lavados, lo que facilita el desarrollo de hongos o manchas de humedad que pueden comprometer la integridad del material y dificultar su mantenimiento.

Por eso es importante aplicarle a estas superficies productos selladores de acabado mate, satinado o brillante, que impermeabilicen el hormigón y al mismo tiempo mejoren el color y aspecto general del piso.

sellar piso cemento

Existen ejemplos del uso de otros materiales para recubrir los pisos de cemento, como es el caso de esmaltes para exteriores. Sin embargo, estas pinturas pueden no ser suficientes cuando se trata de un lugar muy transitado por personas o por objetos pesados. También pueden verse afectados por la exposición al sol y a las altas temperaturas.

Los selladores, sobre todo aquellos de buena elasticidad y de alta resistencia al impacto térmico, aguas residuales, aceites, anticongelantes y sales del suelo, son los más adecuados para proteger los pisos de cemento en el exterior, si bien su precio puede ser un poco más elevado que el de la media, pero vale la pena la inversión.

Un piso tratado con sellador es más fácil de mantener limpio, ya que tanto el agua como las sustancias químicas que caigan sobre su superficie sólo se asientan en ella sin penetrarla, pudiendo ser quitados con sólo frotarlos o barrerlos.

La facilidad o dificultad en la aplicación de selladores en un piso de cemento depende en gran medida de las características del producto que se utilice y de las herramientas que se empleen. A continuación, se verán algunas instrucciones básicas sobre cómo proceder a la colocación de esta cobertura.

Cabe aclarar que se trata de una orientación general, y que es conveniente seguir las instrucciones escritas del fabricante sobre el mejor uso o modo de aplicación del sellador de pisos de cemento.

El trabajo de sellado comienza con la limpieza total de la superficie a tratar. Para ello, y con la ayuda de una espátula, se raspa cualquier salpicadura de pintura, mortero y otro desperdicio adherido al piso de cemento.

A continuación se limpian los residuos sueltos, sobre todo aquellos que pudieran haberse alejado en las juntas del piso. Este paso es importante, porque cualquier material suelto que no se retire quedará atrapado permanentemente entre el sellador y la superficie de cemento.

El trabajo de limpieza puede hacerse con una aspiradora o, en su defecto, pasando un trapeador húmedo por el piso.

En caso de haber manchas de grasa, se las deberá remover frotándolas con un cepillo de cerdas duras y un desengrasante, detergente para platos o limpiador de cemento.

Cuando se termina el lavado, se riega toda el área con una manguera y se deja secar por alrededor de 24 horas.

La aplicación propiamente dicha puede iniciarse con una brocha de cerdas rígidas de 3 pulgadas para cubrir las orillas del lugar, trazando una franja de 25,25 centímetros de ancho de sellador en los bordes.

Una vez sellado todo el perímetro, se puede proceder a aplicar el aislante sobre el resto del piso de cemento. Para ello se vierte el producto en una cubeta o bandeja de pintura para embeber un rodillo y pasarlo en forma pareja por toda la superficie.

Algunos selladores se aplican mejor mediante el uso de una pistola pulverizadora o una mochila rociadora de jardín de baja presión, sobre todo cuando se trata de cubrir grandes áreas.

Con esta herramienta se empieza a aplicar una capa bastante gruesa por una esquina del piso en segmentos manejables de 3 por 3 metros. Antes de seguir, es conveniente dejar que cada área se sature por cinco minutos antes de emparejar lo cubierto con un escobillón de cerdas medias.

Sellado de piso de cemento: Eliminación de burbujas de aire

Este barrido busca aumentar la penetración del sellador y a la vez eliminar cualquier vacío creado por las burbujas de aire. Trabajando hacia atrás y tirando de cualquier exceso de sellador en las áreas secas, evita que aquél se acumule, sobre todo en las juntas.

sellar piso cemento2

Es importante planificar bien el trabajo de sellado del piso de cemento, para no tener que pasar sobre las áreas ya cubiertas cuando aún estén húmedas. Por eso se recomienda comenzar desde una esquina hasta la puerta que da acceso al interior de la vivienda.

Finalmente, se deja secar el sellador por el tiempo indicado por el fabricante antes de comenzar a transitar por el lugar. Es importante tener en cuenta que el producto puede verse lechoso cuando se aplica, pero a medida que pasa el tiempo de secado se va tornando transparente.

Recibí nuestros articulos gratis