Qué es y como se monta un encofrado

Se conoce con el nombre de encofrados a los armazones de madera o metal que sirven de molde para que una mezcla de cemento u hormigón pueda mantener su forma mientras dura el proceso de endurecimiento, permitiendo la construcción de distintos tipos de estructuras, como cimientos, escaleras, losas, paredes y columnas, entre otras. Si bien su montaje y uso puede resultar sencillo, es necesario seguir algunas indicaciones para obtener los mejores resultados.

Existen dos tipos básicos de encofrados: horizontales y verticales. Los primeros, como su nombre lo indica, sirven para la construcción de estructuras horizontales como losas, vigas forjados, casetones, etc.; mientras que los segundos son los utilizados para moldear muros y pilares o columnas.

encofrado1

El material más utilizado para montar una estructura de encofrado es la madera rolliza o contrachapada, bajo la forma de listones bien rectos y carentes de marcas y otras imperfecciones en su superficie que pudieran quedar reflejadas en el cemento moldeado.

Además de estar libres de clavos, marcas o nudos, las tablas deben estar muy bien apuntaladas para evitar que las mismas se curven por efecto de la fuerza del material con que se rellene (mortero de cemento u hormigón), valiéndose para ello de varillas de acero clavadas al suelo o de cuñas de madera sujetas con clavos al armazón.

En este punto es importante verificar que los paneles estén bien juntos para evitar fugas y que los ángulos estén bien rectos.

En la actualidad existen kits comerciales para encofrado que incluyen las planchas de madera, acompañadas por los correspondientes juegos de abrazaderas y cuñas que ayudan a hacer más fácil y preciso el trabajo de montar un molde.

columnas1

 

Una vez que la estructura está correctamente armada, se procede a verter el hormigón en su interior uniformemente y de una sola vez, teniendo en cuenta que la velocidad máxima recomendable para un encofrado vertical es de 2.5 metros por hora.

Una manera de mejorar el comportamiento del concreto o acelerar el proceso de fragua es incorporarle aditivos especiales al momento del vertido en el molde, e incluso se le pueden agregar varillas o mallas metálicas para otorgarle una mayor resistencia.

Cómo se desarma la estructura del encofrado

Una vez que el hormigón o cemento esté completamente solidificado y seco, se puede proceder a desencofrar retirando poco a poco los puntales y los clavos. Si se ha tomado la precaución de impregnar las paredes del molde con un aceite desencofrante, la tarea de extraer las tablas resultará mucho más sencilla.

Si algún panel llegase a quedar adherido a la pared de la estructura de concreto, se lo debe desprender utilizando una uña metálica, desde una zona ya desencofrada.

Recibí nuestros articulos gratis