Renovación del baño: Reemplazando la lechada de los azulejos

La lechada de las juntas de los azulejos suele ser el primer material en mostrar el efecto de la suciedad y humedad en un baño. Afortunadamente, su reemplazo por una nueva es una tarea sencilla que puede llevarse a cabo en un solo día.

Para este trabajo de renovación lo primero que debe hacerse es conseguir las herramientas y materiales adecuados. Por ejemplo, para quitar la pastina antigua se puede utilizar un punzón, una cuchilla, una espátula o una amoladora o sierra oscilante eléctrica (si se puede afrontar su costo).

En cuanto al material que servirá de lechada, conviene usar una pastina impermeable y antihongos. Ésta se comercializa como polvo seco que debe mezclarse con agua o como una pasta semi-líquida premezclada.

Quitar la lechada antigua puede generar muchos residuos y polvo, por lo que se recomienda cubrir el suelo alrededor del área de trabajo. También se puede usar una aspiradora para ir quitando los escombros mientras se trabaja.

Si se utiliza una herramienta eléctrica (amoladora, sierra o minitorno) es importante respetar las instrucciones de uso del fabricante. También es necesario respetar las medidas de seguridad, incluidas el colocarse gafas de seguridad y mascarilla.

Como se indicó previamente, también se pueden usar herramientas más tradicionales, como un punzón o una cuchilla,o un destornillador de punta delgada. En este último caso debe tenerse cuidado de no aplicar presión sobre los bordes de los azulejos, ya que puede astillarlos fácilmente.

¿Por qué es importante retirar la pastina vieja? Simplemente porque la nueva necesitará una superficie lo más adherible posible. Si se aplica sobre una lechada preexistente es casi seguro que se astillará y desprenderá al poco tiempo.

Aplicación de la lechada nueva

Una vez quitado el material a reemplazar, se limpian las juntas con un cepillo o una aspiradora y se enjuagan las uniones y los azulejos. Con esto se termina de retirar los residuos que pudieran haber quedado en las uniones y en la superficie de las losetas.

Ahora se está en condiciones de colocar la nueva lechada. Como se dijo, ésta puede ser en polvo o ya lista como pasta semi líquida lista para su uso. En el primer caso debe prepararse con agua en las proporciones que se indiquen en el envase del producto.

Para la aplicación de la nueva pastina se recomienda usar una llana de goma para distribuirla por toda la superficie de los azulejos. Es mejor pasar la herramienta en un ángulo de 60 grados y presionando en las juntas para que la mezcla penetre lo mejor posible.

A continuación, se deja que la lechada quede firme antes de retirar el exceso con una esponja o un trapo húmedos. Después de que la pastina secó completamente, se repasa juntas y azulejos con un paño suave.

Recibí nuestros articulos gratis