Salitre en paredes, formas de quitarlo

Quitar el salitre de las paredes es sencillo, pero cabe destacar que no representa una solución al problema. Siempre que ocurre esto, además de actuar en consecuencia, es importante determinar las razones de su aparición.

En este artículo vas a aprender a retirar el salitre de la pared, como también a identificar los factores que lo han generado. Toma nota.

El salitre en las paredes

Se trata de nitratos y sulfatos alcalinos de color blancuzco o amarillento, que aparecen sobre superficies porosas del hogar.

Son básicamente cristales de sales que se desarrollan en zonas donde hay humedad, no son sustancias orgánicas, es importante saber esto ya que habitualmente se los confunde con hongos.

Ciertamente que representan un problema estético, además la acumulación hace que la pintura se desprenda, se disgregue el revoque e incluso se rompan los ladrillos.

Causas del salitre en las paredes

La humedad, es el principal factor que genera el salitre.

El agua que puede haber en muros, revoque o cimientos disuelve las sales que los conforman y las va arrastrando poco a poco a través de la materia en dirección a la superficie, justamente por efecto del proceso de evaporación del agua.

Cuando el agua llega al revoque, consigue evaporarse y deja atrás los depósitos de sales cristalizadas que venia arrastrando.

Es un círculo vicioso que no cesa, y con el tiempo los cristales de sales se acumulan hasta romper la estructura del revoque, los ladrillos, y la mezcla.

La única manera de eliminar para siempre el salitre en las paredes es combatiendo la humedad.

El tipo de humedad que genera salitre

Humedad de Cimientos

Es la causa mas habitual de aparición de salitre, la humedad por capilaridad se genera ante la falta o falla de capas aislantes que sean capaces de bloquear el paso de la misma desde el cimiento.

El agua que se encuentra en el terreno, pasa a los cimientos y arrastra sales a su paso, depositándolas en los muros donde se evapora y deja el tendal de cristales acumulados.

Es bastante difícil de combatir, por lo que se suele trabajar en solucionar las consecuencias que ocasiona.

Humedad por Filtraciones

Cuando no hay una buena protección ante las lluvias, el agua termina penetrando los ladrillos y en el camino va arrastrando las sales solubles a zonas más secas, que es el interior de la vivienda.

Si en el camino se topa con pintura al látex, hace que se englobe y forme una bolsa de humedad visible y muy desagradable.

Como resultado la pintura se desprende, y sale el salitre por doquier. Para combatir esto hay que proteger el exterior con un mortero hidrófugo y pinturas impermeables.

Humedad por pérdidas de agua

Esta se genera por tuberías rotas o fallas en las cañerías del desagüe, y la aparición de salitre en la pared (por lo general lindera a un baño, lavadero o cocina) es indicio de que se ha generado alguna de las fallas antes mensionadas.

Cómo remover el salitre de la pared

Materiales necesarios:

  • Un cepillo
  • Una espátula
  • Ácido muriático
  • Unos guantes
  • Antiparras
  • Un balde
  • Lona plástica para proteger el piso

Primero hay que limpiar bien la superficie cepillando a seco para quitar las eflorescencias acumuladas y la costra que sobresale de la pared.

En caso de que el revoque este muy dañado hay que emplear espátula y remover unos cm del mismo en la zona donde hay salitre.

El lavado se realiza con el ácido muriático, el cual hay que diluir con agua en proporción 1:3. Durante este proceso hay que emplear guantes y antiparras porque es un producto toxico e irritante.

Se aplica con cepillo sobre la zona afectada y se deja actuar unos 10 minutos. Se va a producir una efervescencia que va a facilitar la remoción del salitre.

Una vez concluido el tiempo der exposición se debe enjuagar la zona con abundante agua tibia y restregar con un cepillo de cerdas duras para quitar las manchas y restos de producto que podrían haber quedado.

Para culminar el trabajo hay que arreglar el daño que puede tener la pared, ya sea con revoque o enduido según el caso, y sellar con un producto para paredes y pintura que sea anti salitre.

Aplicación de ácido muriático en la pared

El ácido muriático (ácido clorhídrico) ha de ser manipulado con guantes de látex y antiparras protectoras ya que es un producto corrosivo y toxico.

Nunca se debe utilizar en estado puro, esto además de ser altamente toxico, puede dañar de forma irreparable los muros.

Es imprescindible proteger el piso para evitar decoloración por salpicaduras y además ventilar muy bien el ambiente.

No se deben escatimar medidas de prevención porque el contacto con piel o mucosa puede causar severos daños

La dilución del muriático en agua

Para remover las manchas de salitre se suele emplear una parte de ácido muriático por tres de agua.

En caso de que se trate de manchas de salitre en ladrillos vistos tiene que hacerse una dilución al 10%, es decir, una parte de ácido con 9 de agua.

Cabe destacar que el ácido muriático no es el único que puede remover el salitre de las paredes, solo el más económico.

Los productos para el tratamiento de agua de piscina también sirven para este fin, son menos tóxicos y ofrecen los mismos resultados.

El salitre en el piso

No es frecuente, pero el salitre puede aparecer en los suelos. Este es consecuencia de la humedad del suelo, una mala colocación del piso, entre otros factores.

Para tratar estas manchas de salitre hay que emplear productos específicos para la remoción de depósitos alcalinos, ya que cualquier otro producto puede dañar el piso existente.

Se recomienda colocar un film de polietileno de 200 micrones por debajo del contrapiso de hormigón, de modo tal que se consiga un aislamiento de la base y el piso, evitando por ende que se filtre la humedad ascendente.

Fuente: Arquitectura simple

Foto: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis