¿Se pueden colocar cerámicos nuevos sobre un embaldosado antiguo?

¿Es posible colocar cerámicos nuevos sobre un revestimiento antiguo de baldosas? Esa es una pregunta que se plantea con frecuencia a la hora de renovar el aspecto de las paredes o pisos de determinada habitación de una casa. La respuesta es sí, pero sólo cuando se dan una serie de condiciones necesarias, porque de lo contrario el trabajo podría no dar los resultados esperados, en cuyo caso es conveniente eliminar las losetas existentes y volver a embaldosar el área.

Si la superficie sobre la que se va a trabajar es una pared, deberá tenerse en cuenta que podría haber restricciones de peso dependiendo del tipo de soporte que dicha superficie ofrece, ya que los límites de carga de muros hechos con paneles de yeso será muy distinto de los correspondientes a una pared de mampostería tradicional.

¿Se pueden colocar cerámicos nuevos sobre un embaldosado antiguo?

Esto significa que, por ejemplo, si una superficie vertical sólo puede soportar un peso máximo de 20 kilogramos por metro cuadrado, es muy posible que el revestimiento antiguo de cerámicos ya alcance o supere ese límite, por lo que si se agrega una nueva capa de cerámicos es muy posible que se produzcan desprendimientos y caídas del nuevo material al fallar la capacidad del soporte. En ese caso, lo mejor será quitar el embaldosado antiguo.

Esas restricciones de peso no suelen tener importancia en caso de que se necesite colocar baldosas nuevas sobre un antiguo piso de mosaicos, ya que sólo hay que trabajar sobre una superficie plana y horizontal, lo que facilita aún más el trabajo .

En este caso, sólo hay que asegurarse de que los cerámicos de la primera capa se encuentren firmemente fijados y no sueltos.

Una de las complicaciones que puede plantearse al colocar losetas nuevas directamente sobre un revestimiento antiguo de baldosas es al aumento del espesor del piso, lo que puede afectar la apertura y cierre de las puertas presentes en el lugar o marcar un desnivel pronunciado sin transición entre la habitación las áreas contiguas.

Esto también puede producirse cuando se realiza este trabajo en las paredes, ya que se necesitará cambiar los tornillos que fijan los enchufes e interruptores por otros más largos, a fin de compensar el incremento del grosor del revestimiento.

Para colocar los nuevos cerámicos sobre el material de revestimiento ya existente, después de haberse asegurado de que las losetas del mismo se encuentran firmemente colocadas, se debe limpiar bien usando un buen detergente y luego realizar una imprimación para favorecer una buena adhesión del pegamento que se utilizará en la colocación de los nuevos mosaicos.

En algunos países se recomienda realizar ambos pasos (lavado e imprimación) usando lo que se denomina jabón de azúcar, un limpiador que no sólo permite eliminar las manchas más rebeldes de grasa o alquitrán, sino que también sirve como un excelente “primer” para pintura, empapelado y embaldosado.

Colocación de los cerámicos nuevos sobre los antiguos

A continuación, se procede a la colocación de los cerámicos nuevos, aplicando el pegamento indicado por el proveedor y siguiendo las instrucciones de uso, teniendo cuidado de colocar los mosaicos de manera que sus líneas de lechada no coincidan con las líneas de lechada de las losetas antiguas, como se muestra en la siguiente imagen:

De ese modo, si se tiene un azulejo original que no esté completamente fijo, las nuevas piezas ayudarán a que se mantenga en su lugar.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*