Ventajas y desventajas de los falsos ladrillos frente a los reales

Los paneles de falsos ladrillos se presentan como una alternativa más flexible y duradera a los ladrillos tradicionales, a pesar de que hasta ahora a los fabricantes le ha resultado difícil replicar fielmente el realismo de estos últimos.

A continuación, se realizará una breve comparación entre ambos sistemas, para determinar cuáles son sus principales ventajas y desventajas. Por supuesto, la decisión de recurrir a los ladrillos reales o a sus imitaciones dependerá en gran parte de la disponibilidad de tiempo, dinero y gustos de cada uno.

Ventajas y desventajas de los falsos ladrillos frente a los reales

En primer lugar, surge que el uso de los paneles de falsos ladrillos pueden ser menos costosos y más duraderos que los ladrillos verdaderos. Por lo general, aquellos son resistentes a la humedad, un gran enemigo de las estructuras con materiales tradicionales; esta característica también los ayuda a conservar su color original por más tiempo que su contraparte.

En este sentido, debe recordarse que los ladrillos comunes, al ser elaborados de materiales naturales y orgánicos, pueden retener la humedad, lo que hace que con el paso del tiempo se desmoronen o se tornen quebradizos.

Los ladrillos tradicionales también pueden favorecer la acumulación de moho u otras sustancias potencialmente nocivas para la salud de los moradores de la casa, lo que obliga a un trabajo más frecuente y costoso de preservación y limpieza.

Sin embargo, hay que aclarar que algunos paneles de falso ladrillo también pueden convertirse en el hábitat de esos hongos, por lo que es preferible seleccionar aquellos modelos de una mejor calidad que, por ejemplo, permitan el drenaje de la humedad atrapada en la pared.

Otra ventaja que ofrecen los falsos ladrillos es la variedad de diseños y materiales que se ofrecen en el mercado, a un precio de compra e instalación más bajo que los ladrillos reales. Las imitaciones suelen venir en paneles hechos con materiales tan distintos como yeso, cemento, arcilla y plásticos moldeados para parecerse a los bloques verdaderos.

Falso ladrillo: Instalación menos costosa

Asimismo, las imitaciones de ladrillos requieren menos trabajo de instalación, lo que puede representar un ahorro en los costos en la construcción o remodelación de una casa, además de resultar una técnica menos sucia y complicada que si se usaran ladrillos reales, que demandan el trabajo con mortero de cemento, un mayor conocimiento técnico, y laborar en un ambiente seco para prevenir que la humedad se filtre en los bloques.

Sin embargo, y como se señaló previamente, es posible que, a pesar de todas estas ventajas de los falsos ladrillos, muchas personas sigan prefiriendo el color y la textura del ladrillo real como elemento decorativo, gracias al toque rústico que ayuda a imprimir en los ambientes en los que se muestra.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*