Alfombra en el piso: porqué no colocarla

Los pisos de alfombra son altamente cuestionables, y en este artículo vamos a ver las razones de peso por las que no se deberían colocar.

Cabe destacar que no se puede negar el atractivo estético de una buena alfombra bien cuidada, pero esto no es suficiente para considerar su empleo en el hogar. Ni siquiera el placer que da pisar con pies descalzos las suaves fibras, su calidez y poder de anular cualquier ruido.

alfombra

Razones por las que no conviene tener pisos con alfombras

Son difíciles de limpiar

Las alfombras no son fáciles de limpiar y mantener, un piso normal con pasar la escoba y trapo húmedo se limpia, en el caso de la alfombra la cosa se complica.

Ante todo hay que pasarles la aspiradora, pero este sistema no saca todo el polvo acumulado en ella, sino un escaso porcentaje.

También se puede usar bicarbonato de sodio, aplicarlo y dejar actuar por unas 3 horas antes de aspirarlo, pero esto solo atenúa los olores que desprende.

La sal también es un aliado para higienizar lo más posible la alfombra, y se emplea de igual forma que el bicarbonato.

Pero, siempre va a hacer falta complementar la limpieza semanal con una realizada con equipos profesionales dos veces al año.

malos olores alfombra

Malos olores en la alfombra

Las alfombras suelen generar malos olores cuando hay humedad, sobre todo cuando es vieja y no se ha limpiado adecuadamente, también porque desarrollan por debajo, una capa de moho muy difícil de quitar.

Además absorben todos los aromas, sobre todo el de las mascotas que hay en la casa. Por más que se la limpie, el aroma persiste.

Las manchas, otro punto en contra

Cualquier cosa que se derrame sobre la alfombra es para problemas, sobre todo si la mancha es causada por alguna sustancia que sea difícil de quitar.

Las alfombras no son un elemento a considerar si se tienen mascotas o niños en la casa, sería prácticamente imposible tenerlas limpias.

Los rayos solares arruinan la alfombra

La exposición directa del sol hace que el color de la alfombra se vaya desvaneciendo, y genera parches de color desgastado de variada intensidad, lo que depende de cómo se vayan colocando los muebles y la exposición que tenga la alfombra a las aberturas.

La alfombra dura muy poco

En comparación con los pisos cerámicos o de madera, entre otros, las alfombras tienen una corta vida útil. Las de mejor calidad no subsisten más de 10 a 15 años como máximo.

No sirven para habitaciones de alto transito

Sufren mucho el transito constante, por lo que no se las debe colocar en sitios donde haya mucha actividad o se coloquen muebles, sillas, mesas…

Si la alfombra se daña quedan dos opciones, tapar la zona o cambiarla toda, porque si se la emparcha, se nota.

limpieza alfombra

Las alfombras son un criadero de ácaros y bacterias

Los pisos de alfombra son la peor elección para quienes tienen problemas respiratorios o alergias, ya que sus fibras contienen 4 mil veces más suciedad que un inodoro  y más de 200 mil bacterias cada 2.5 cm.

No hay que ser erudito para darse cuenta que retienen más suciedad que cualquier piso, en una alfombra proliferan ácaros y bacterias sumamente peligrosas para niños pequeños y personas con alergias respiratorias.

Por más que se pase la aspiradora, solo se puede quitar un 5% de los ácaros que contiene, sin considerar el resto de la fauna microscópica que la habita.

Resumiendo…. El piso de la casa no solo ha de elegirse por cuestiones estéticas, sino también por su resistencia, versatilidad, fácil mantenimiento y duración. Ciertamente que las alfombras no cumplen con estas condiciones.

Fuente: Arquitectura simple

Fotos: Pixabay

Recibí nuestros articulos gratis