Algunos trucos de decoración para agrandar una habitación

Existen muchas maneras de “agrandar” aquellos cuartos de modestas dimensiones, haciendo uso de distintos trucos de decoración con la pintura, la luz, la disposición y tipo de muebles, etc., sin necesidad de recurrir a costosas y complicadas remodelaciones.

Este tipo de trabajos es muy solicitado en la actualidad, principalmente porque la mayoría de las viviendas en una ciudad moderna son de dimensiones reducidas, sobre todo si se habla de un departamento.

Algunos trucos de decoración para agrandar una habitación

amplitud1

Obviamente que tener una habitación pequeña no es algo totalmente negativo, ya que permite ahorrar tiempo y esfuerzo en las tareas de limpieza, aunque a costa de una sensación de encierro e incomodidad que puede llegar a ser frustrante.

Precisamente las siguientes técnicas buscan crear una sensación de amplitud del espacio, es decir, que el mismo se vea y se sienta más grande, independientemente de sus medidas reales:

Escoger pinturas claras: El uso de los colores es muy importante para decorar las habitaciones pequeñas. Los tonos claros no sólo producen esa sensación óptica de amplitud mayor luminosidad. El blanco en sus distintas variedades, el crema, y los grises y pasteles claros son los colores más indicados para la tarea de agrandar la sala.

Elegir los muebles adecuados: El tipo de mobiliario que se use para equipar una habitación puede influir notablemente en la sensación de amplitud que se desea inspirar. Lo primero que debe tenerse en cuenta es que un espacio reducido demanda su aprovechamiento al máximo, por lo que se necesita recurrir a muebles enteramente funcionales que tengan un buen espacio de almacenamiento, preferiblemente estantes y puertas de vidrio.

La forma y color de los muebles también tienen su importancia, recomendándose el uso de artículos en los que predominen las líneas rectas (las circulares sólo ayudan a dar la sensación de que los objetos son más pesados). También se aconseja pintar los muebles del color de tus paredes para que se fundan armoniosamente en la decoración general del ambiente.

Jugar con la luz: La iluminación de origen natural o artificial puede ser una muy buena herramienta de decoración para agrandar una habitación. Si ésta recibe luz natural, se la puede aprovechar manteniendo las ventanas abiertas la mayor cantidad de tiempo posible y usando cortinas de tela delgada y del mismo color que las paredes.

Si la luz predominante es la artificial, se debe recurrir a fuentes de iluminación indirecta ubicadas en distintos muebles, sobre todo en cabeceras y estantes. No se recomienda instalar lámparas grandes en el techo, porque las mismas sólo acentúan las medidas reducidas de la habitación.

Agrandar una habitación con los infaltables espejos

Integrar espejos a la decoración ayuda a aumentar la luminosidad de un ambiente, provocando una sensación de continuidad, amplitud y profundidad. Con sus formas variadas, diseños y tamaños pueden colgarse en las paredes o en los muebles.

espejos_sala

También debe considerarse que los espejos que se colocan abarcando toda la pared y carecen de marco pueden crear la sensación de que se ha duplicado el espacio.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*