Chalk Paint, la Pintura a la Tiza Multiuso

La Chalk Paint es una pintura al agua que no contiene acrílico y posee tiza en su composición. No se trata de un invento nuevo, esta pintura podría decirse que se usa hace siglos, sin ir más lejos Michelangelo utilizaba una versión que contenía tiza cal y barro en sus creaciones, lo que vendría a ser una precursora de la actual chalk paint.

Como decíamos, el ingrediente principal de la pintura es la tiza (carbonato de calcio), esto la hace apropiada para ser empleada en muchos proyectos decorativos y de remodelación, sobre todo de mobiliario ya que se adhiere muy bien a la madera y la deja respirar.

Pero su uso no se limita a los muebles, también puede aplicarse en otras superficies como tejidos, calzado, metales, vidrio… siempre empleando otros productos que ayuden a su fijación o le den elasticidad. Algunas marcas incluso comercializan una chalk Paint para pisos y paredes interiores y exteriores.

Pintura chalk paint
Pintura. Foto tomada de Freepick bajo licencia CCO

La chalk Paint es una pintura muy fácil de usar, no es tóxica ni desprende olores. No requiere de ningún proceso de lijado previo de las piezas (con excepciones), y para protegerla basta con aplicar cera transparente o bien alguna laca o barniz al agua.

Las versiones que poseen una gran cantidad de tiza en su composición tienen un acabado más suave al tacto, apariencia afelpada y son más indicadas para “avejentar” las superficies pintadas.

Existen infinidad de técnicas decorativas para aplicar la chalk Paint dependiendo del efecto que se quiere lograr con ella. Las posibilidades son tan amplias que el techo lo pone la imaginación del artista.

Conceptos claves de la chalk paint

Adherencia

La pintura la tiza de adhiere a todas las superficies sin requerir de imprimación, lógicamente que su adherencia depende de la porosidad de la pieza.

Se puede aplicar a madera, metal, cerámica, yeso, tejidos, superficies pintadas, con barniz, vidrio…, no está de más destacar que si la pieza no porosa va a ser decorativa sí se requiere una capa de imprimación para evitar que se cache la pintura con el uso.

En los casos de maderas que presentan manchas de aceite, es necesario sellarlas, ya que de lo contrario atravesarían la chalk Paint porque no es acrílica.

El lijado

Por lo general la chalk Paint no necesita lijado previo a su aplicación, a no ser que la pieza presente pintura descascarada, la superficie sea de alto brillo o tenga alteraciones.

También se requiere un leve lijado e imprimación en caso de querer pintar melamina, formica y similares, de este modo se abren los poros del material y se obtiene mayor adherencia de la pintura.

Un mueble a decorar con pintura a la tiza tiene que tener la superficie lisa, con las imperfecciones previamente corregidas con macilla ya que la chalk no va a taparlas.

El lijado posterior a la aplicación de la pintura es opcional ya que depende del estilo que se le quiera dar a la pieza y con qué elemento fue aplicada la chalk (pincel, rodillo, esponja…). Lo que si es conveniente protegerla con cera, laca o barniz del acabado deseado para evitar que se manche.

Elementos para aplicar chalk Paint

La chalk es tan versátil que puede aplicarse con diferentes elementos según el efecto que se quiera obtener:

  • Pinceles y brochas de buena calidad, y mejor si son sintéticos
  • Rodillos sintéticos
  • Esponja de goma espuma

La elección de uno u otro elemento depende de la superficie a pintar, por lo general si tiene recovecos intrincados hay que emplear diferentes herramientas para llegar a cada rinconcito.

El rendimiento de la chalk Paint

Es una pintura muy rendidora, se aplican capas finitas que se deben estirar en cada pasada, esto garantiza una apariencia homogénea.

Cabe destacar que si se quiere un acabado rustico, las pinceladas no tienen que quedar parejas sino que más bien deben de notarse.

Pintar sobre superficies dañadas

En los casos de madera con carcoma es necesario tratar el mueble antes de pintarlo con cualquier pintura, se aplican productos específicos para matar los insectos y además evitar que se contamine el resto del mobiliario.

Las superficies metálicas oxidadas también requieren de tratamiento previo, hay que lijarlas para retirar toda la corrosión, limpiarlas bien y aplicar un antióxido. Una vez hecho esto se pueden pintar sin problemas con chalk Paint.

Pintar tejidos

Es posible pintar tejidos con chalk Paint, incluso puedes renovar viejos zapatos o carteras, la cuestión es mezclar la pintura con un producto específico que le otorgue flexibilidad y adherencia a la pieza, para evitar que con el uso, los lavados y el tiempo se vaya perdiendo el color.

En el caso de calzado o accesorios es necesario protegerlos una vez pintados, para ello se usa cera o barniz de decoupage. También vienen productos específicos según cada marca de chalk Paint.

Dilución de la chalk Paint

Esto depende del tipo de chalk Paint, por ejemplo las que son específicas para exteriores no admiten agua, sin embargo las de uso decorativo si lo hacen.

Es recomendable hacerlo si la pintura está muy espesa o si se quiere conseguir un acabado diferente, pero nunca se debe colocar agua en el tarro de pintura, sino en un recipiente aparte.

Otra forma valida es tomar un poco de pintura con pincel y sumergirlo en agua antes de pintar sobre la pieza, esto le aporta la humedad necesaria para diluirla un poco.

Recibí nuestros articulos gratis