Cómo dividir con colores un ambiente

La técnica de emplear colores en paredes, pisos o techos para crear distintos ambientes en una misma habitación, es un recurso que todo diseñador de interiores conoce y pone en práctica. Especialmente en espacios comerciales u oficinas, donde hace falta que el cliente visualice los sectores con facilidad. Pero este recurso también queda bien en hogares, dormitorios de niños, o salas de estar.

Los colores para separar ambientes pueden ir incorporados al mobiliario y a los accesorios, como por ejemplo una alfombra de color resaltante, un biombo, una cortina, o un mueble. Todo elemento es bienvenido si el buen gusto lo acompaña.

pared de color para separar espacios

Crear distintos ambientes con colores en una habitación de niños

Es normal que dos o más niños duerman en el mismo cuarto. Lo ideal entonces es que puedan sentir que tienen un pequeño espacio propio en la pieza compartida. Una opción es dar colores diferentes a las cabeceras de las camitas. En este sentido, una forma sutil de hacerlo es intentando que entre color y color exista un separador decorativo: un cuadro, un mueble, una repisa.

En caso de que pintar la pared de colores para separar ambientes se complique, el mismo concepto puede realizarse sólo con objetos. Almohadones, cortinas, alfombras, colchas, cuadros, ayudan a crear la ilusión de amplitud y alternativas cuando componen sectores visualizables.

Crear ambientes a partir de colores en salas y cocinas

Las construcciones actuales prescinden muchas veces de separaciones entre cocina y comedor, en pos de una mejor iluminación y ventilación en los hogares. En estos casos, un color para cada pared recrea una ilusión de ambientes separados.

Para acompañar este juego óptico, lo mejor es completar el decorado con elementos a tono con cada color. El resultado es muy agradable.

Recuerda que acompañar los colores de la pintura con objetos decorativos al tono, almohadones, alfombras y tapices, completa y da vitalidad a una habitación.

La técnica de dividir ambientes a partir de pintar las paredes de colores diferentes es ideal para bares temáticos, para locales de venta de ropa, para almacenes y autoservicios. Los colores organizan una escena y ayudan a habitar un espacio en armonía.

No hay que olvidar que existen alternativas a pintar las paredes de colores. Las alfombras son ideales para crear mini espacios dentro de una habitación. Las mismas pueden o no complementarse con paredes de color, sillones al tono y tapices o cuadros. Dentro de lo que hace al mobiliario, son prácticos los biombos y las estanterías: elementos con mucha movilidad y que se adaptan a todas las situaciones.

Recibí nuestros articulos gratis