Cómo mezclar correctamente los colores básicos para obtener otros tonos

Es sabido que a partir de la combinación de los colores básicos es posible obtener una enorme gama de tonos que pueden aprovecharse para pintar una pared, una abertura o mueble. Sin embargo, es necesario conocer las proporciones correctas que se deben emplear para lograr los mejores resultados.

Cabe aclarar que los colores básicos incluyen a los primarios (magenta, amarillo y cyan), o mejor dicho, sus respectivas luces coloreadas (rojo, amarillo y azul), y también al blanco y al negro.

Cómo mezclar correctamente los colores básicos para obtener otros tonos

Mixing-Paint

En la actualidad es posible conseguir directamente en el mercado casi cualquier color o tonalidad imaginable, pero puede darse el hecho de que queden en casa algunos remanentes en latas de pintura que fueron utilizadas para realizar algún proyecto, que pueden aprovecharse para obtener otros colores que pueden aplicarse para mejorar el valor estético de un ambiente.

En este trabajo es importante asegurarse de que la cantidad de pintura obtenida de esta mezcla será suficiente para cubrir la totalidad del muro, mueble, piso o accesorio que se desea colorear. También reviste importancia el hecho de que siempre se deben anotar las proporciones exactas con las que se produjo el primer tono, ya que existe la posibilidad de que, por distintos factores, se deba obtener el mismo color para arreglar algún deterioro o para continuar aplicándolo en otros espacios.

A continuación, se detallarán algunas orientaciones sobre cómo mezclar los colores básicos para obtener colores secundarios y otras tonalidades.

Colores secundarios

  • Verde: 1 parte de azul + 1 parte de amarillo
  • Naranja: 1 parte de rojo + 2 partes de amarillo
  • Violeta: 2 partes de rojo + 2 partes de azul

Tonalidades de colores

  • Rosa: 3 partes de blanco + 1 parte de rojo
  • Celeste: 1 parte de blanco + 1 parte de azul
  • Turquesa: 5 partes de azul + 1 partes de amarillo + 1 parte de blanco
  • Marrón: 2 partes de azul + 2 partes de amarillo + 1 parte de rojo
  • Ocre: 4 partes de amarillo + 1 parte de negro + pequeñas cantidades de rojo y azul
  • Marfil: 1 parte de blanco + 1 parte de negro, 4 partes de amarillo + una pequeña cantidad de rojo
  • Gris: 2 partes de blanco + 1 parte de negro

Como puede apreciarse, se trata de una guía de valor orientativo y no absoluto, por eso es recomendable que, una vez hecha la mezcla y antes de aplicarla sobre la superficie a colorear, se debe pasar unas pinceladas sobre una pequeña porción de la misma y esperar a que se seque completamente para ver el resultado final. Esto se debe a que, cuando la pintura se seca, el color o tono tiende a oscurecerse.

Obviamente, se debe tener cuidado de no mezclar pinturas de distinto tipo. Es decir, no se pueden combinar pinturas al agua con aquellas al aceite, como tampoco se puede mezclar látez con esmalte sintético.

Mezclas de colores básicos: Cómo aclarar o intensificar los tonos

Se puede dar el caso de que el color o tonalidad obtenida aún no resultan convincentes o no se ajustan a la intensidad deseada por el pintor. En ese caso, y dependiendo del resultado final que se busca, se puede aclarar o intensificar el pigmento original.

Si se desea atenuar la intensidad, lo más conveniente es ir agregando gradualmente una, dos, tres o cuatro partes de blanco por una parte del color o tono original.

Por el contrario, si lo que se busca es obtener una pintura más oscura, la técnica recomendada es ir aumentando la cantidad del color original en la mezcla. En ningún caso se debe agregar negro, porque éste sólo terminará dándole una tonalidad grisácea.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*