Cómo pintar las paredes de una escalera en casa

Pintar el espacio ocupado por las escaleras en una casa es una tarea algo distinta del pintado de una habitación, debido principalmente a que aquellas estructuras incluyen distintos niveles y existen otros elementos que deben tenerse en cuenta, como la altura, las bandas y las áreas de difícil acceso, además de requerir medidas de seguridad extra para evitar accidentes.

En referencia a este último punto, siempre deben respetarse principios básicos para todos los pintores, como el de nunca intentar pintar un área que no se pueda alcanzar de manera segura, nunca usar una escalera de pintor que esté dañada o no sea la adecuada para el trabajo y nunca colocarla sobre una base insegura o en posiciones incómodas e inestables.

Cómo pintar las paredes de una escalera en casa

Para preparar el área sobre la que se va a trabajar, se aconseja colocar tela para proteger los peldaños de los derrames y goteos de pintura, ajustándola lo más posible a la forma de aquellos y fijándola con cinta adhesiva para evitar que se corra y forme montículos que puedan provocar tropiezos.

Luego, con la ayuda de una luz brillante, se buscan grietas u otras fallas en las superficies a pintar que requieran trabajos de reparación. También se revisará si hay telarañas y polvo acumulado en los puntos altos para proceder a su limpieza.

Otra labor previa a pintar las escaleras es tomar la precaución de cubrir con cinta de poca adherencia las molduras, zócalos y faldones presentes en el área. En algunos casos, podría ser más fácil quitar la barandilla de la escalera que tratar de pintar a su alrededor, aunque esto obligará a tomar mayores precauciones para evitar caídas.

Si la altura de la estructura obliga al uso de una escalera de pintor, conviene que la misma tenga los accesorios necesarios para colgar el recipiente con pintura y los correspondientes topes o almohadillas en los extremos para proteger la pared sobre la que se apoya. Si no cuenta con estos elementos, se puede pegar una sábana doblada en la parte de la escalera que estará en contacto con el muro.

Pintando escaleras: Uso del rodillo con mango telescópico

Si no se desea recurrir a una escalera de pintor para alcanzar las áreas más altas, se puede utilizar un mango telescópico para el rodillo.

Siempre que sea posible, y para aplicar una capa lo más uniforme posible, se recomienda pasar el rodillo sobre las paredes de arriba hacia abajo, comenzando en la parte alta de la escalera y aplicando múltiples manos ligeras.

En algunos casos, la escalera de una vivienda puede hallarse en una zona donde la circulación del aire sea escasa, lo que obliga a esperar más tiempo para que una capa de pintura se seque antes de aplicar la siguiente, produciendo demoras en el trabajo. Para solucionar este inconveniente, se puede utilizar un ventilador portátil que mejorará el flujo del aire y acelerará los tiempos de secado.

 





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*