Cómo pintar madera contrachapada

La madera contrachapada es un material muy versátil y fácil de trabajar. Es fuerte, flexible y se puede utilizar para casi todo tipo de proyectos; sin embargo, para obtener el acabado deseado, es importante conocer la manera adecuada de pintarla.

Al igual que en otros casos, la superficie uniforme del contrachapado debe ser preparada antes de ser pintada. Esto implica pasar un paño húmedo o un cepillo con el objeto de eliminar cualquier residuo de polvo o suciedad que pudiera quedar encapsulado debajo de las posteriores manos de pintura, algo que afectaría el resultado final.

Cómo pintar madera contrachapada

Para obtener una superficie de trabajo completamente lisa, es necesario rellenar los agujeros o pequeñas fisuras que pudieran hallarse en la madera contrachapada. Para ello se debe recurrir a una masilla para madera, la que se mezcla con una espátula o cuchillo para masilla.

Una vez realizada la mezcla, se rellenan los agujeros y otras imperfecciones con ella, teniendo cuidado de dejar la superficie lo más pareja posible con la ayuda de la espátula, ayudando a que la masilla se confunda bien con los bordes de la madera contrachapada.

Una vez que el relleno de madera esté seco, se debe dar a la superficie un lijado ligero para suavizar y emparejar toda la superficie. Si el área de trabajo es muy grande, conviene usar una mascarilla y gafas para proteger las vías respitatorias y los ojos. Una vez terminado este trabajo, se debe limpiar el exceso de polvo con un cepillo y con un paño levemente humedecido.

A continuación, se procede a enmascarar las áreas de la madera contrachapada que no se van a pintar, colocando cinta sobre ellas, para evitar salpicaduras o manchas de pintura no deseadas.

Antes de empezar a pintar, conviene colocar cubrir el piso del lugar de trabajo con papel, polietileno o telas, a fin de mantenerlo limpio. Dependiendo del tipo de pintura que se va a utilizar, es posible que se tenga que aplicar una imprimación previa. Para ello es conveniente, al momento de comprar la pintura, consultar con el vendedor o personal especializado sobre la necesidad o no de utilizar un imprimante.

Una vez lista la superficie, se procede a aplicar una primera capa de pintura. La cantidad de manos también dependerá del tipo de material usado y la finalidad del mueble o pieza de madera contrachapada que se está pintando.

Por ejemplo, si sólo se desea impermeablizar un banco de trabajo al aire libre, no hará falta más de una capa. En cambio, si se trata de un piso de madera contrachapada, se necesitarán más manos de pintura que le ayuden a conservar su color y que al mismo tiempo le ayuden a resistir mejor el tránsito de personas u objetos.

Pintando definitivo de la madera contrachapada

Como en todo trabajo de pintura sobre piezas de madera, siempre debe aplicarse la primera mano siguiendo la dirección de la veta del material para lograr un acabado uniforme.

Antes de aplicar más capas, se debe dejar que la pintura se seque primero. Para una mejor terminación, algunos expertos recomiendan dar un lijado ligero entre capas y limpiar cualquier resto de polvo.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*