Cómo renovar el baño pintando los sanitarios con nuevos colores

Una forma de aportar un nuevo aspecto a un baño sin necesidad de recurrir a grandes reformas o gastos es pintar los sanitarios que se encuentran en su interior. Esto no sólo sirve para dar otra imagen al cuarto, sino que también resulta útil para devolverle color y brillo a duchas, bañeras, inodoros, lavabos, cisternas y bidets cuyo esmalte se ha desgastado con el paso del tiempo.

Para poder realizar esta tarea con los mejores resultados es importante realizar una buena limpieza de las superficies sobre las que se va a trabajar. Para ello se recomienda utilizar un buen detergente para sanitarios para poder retirar todos los residuos de grasa, jabón o cal que pudieran haberse depositado sobre las piezas.

pintar bañera

También se puede desengrasar frotando los elementos del baño con un paño o esponja embebidos en una mezcla de vinagre blanco con agua. Una vez terminado, se enjuaga todo con agua tibia y luego se seca bien todo con un trapo.

A continuación, se debe cubrir la grifería, otros elementos metálicos y cualquier otra zona que no se desee pintar, como bordes y superficies de contacto con azulejos, pared y suelo, utilizando para ello cinta de enmascarar y plástico impermeable. Debe tenerse en cuenta que esmalte que se va a aplicar es muy difícil de quitar si se producen manchas accidentales.

El siguiente paso consiste en lijar la superficie a pintar con ayuda de papel abrasivo fino y muy resistente hasta que el esmalte o barniz que cubre el sanitario quede completamente rayado. De esta manera se asegura de que la zona sobre la que se va a trabajar tendrá la porosidad suficiente para permitir una buena adherencia de la pintura nueva.

Al terminar este trabajo, se deben retirar los restos y el polvo causados por la abrasión.

Tanto en esta etapa como en la de pintado se recomienda que el baño se encuentre bien ventilado y que se utilicen los elementos de protección y seguridad adecuados, como gafas, mascarilla y guantes.

pintar bañera1

Antes del pintado algunas personas prefieren aplicar sobre el sanitario una mano de imprimación especial para superficies de cerámica, aunque otras optan por pasar con pincel una primera mano regular y no diluida de la pintura propiamente dicha.

El mejor producto que puede utilizarse para pintar un elemento del baño es el esmalte para sanitarios, que tiene una fuerte adherencia y alta resistencia al paso, la abrasión, los golpes y los rayones, además de tolerar a los principales agentes químicos e impermeabilizar y proteger las superficies contra las manchas.

Para trabajar con estos productos debe prestarse atención a la temperatura ambiente, siendo los más comunes los comprendidos entre los 10 y 25° C. Sin embargo, siempre deben verificarse las condiciones de uso leyendo las especificaciones y recomendaciones del fabricante.

Preparación del esmalte para sanitarios

Muchas de estas pinturas son bicomponentes, por lo que se deben verter el contenido de ambas latas en un mismo recipiente y remover bien el producto durante unos cinco minutos, con la finalidad de obtener un esmalte perfectamente homogéneo.

Si no se usó una imprimación, se aplica con pincel una primera mano regular y no diluida y se deja secar durante un período de 4 a 6 horas. Luego se pule la superficie con papel lija fino, se limpia el polvo y se aplica una segunda mano sin diluirla.

pintar bañera2

Los sanitarios ya pintados recién podrán ser utilizados después de transcurridas 24 horas después de la última capa de esmalte, y la dureza definitiva se obtiene después de transcurridos cuatro días.