¿Grifería monocomando o tradicional?

La grifería es una aspecto fundamental de la cocina, y realmente hace a la diferencia por más superfluo que parezca.

Es un elemento que se usa a diario y todo, todo el tiempo, por lo que debe cumplir no solo un rol decorativo sino funcional.

La diferencia entre los tipos de grifos existentes es por el mecanismo de cierre, el que puede ser a compresión (con cuerito) o cerámico.

Tipos de cierre en la grifería

Los primeros son los más habituales, su costo es menor y requieren de mantenimiento cada tanto ya que el cierre se desgasta y comienza a gotear agua.

El cierre cerámico es un poco más costoso, pero no se desgasta con el tiempo. Es el típico cierre de las griferías monocomando, aunque las convencionales pueden tenerlo también.

Otro detalle a destacar del cierre cerámico, es que requiere de un caudal de agua mayor que las griferías de cierre por compresión.

Tips para elegir la grifería más adecuada

La calidad

La grifería es un elemento de uso diario, si bien su valor puede resultar algo elevado, hay que considerar que un producto de marca reconocida cuenta con garantía de durabilidad, por lo que a la larga resulta más barato que comprar griferías económicas que se deterioren rápidamente.

Estilo

A la hora de comprar una grifería hay que considerar el estilo decorativo del ambiente donde se la coloca. Si la cocina tiene un aire vintage, lo mejor es optar por griferías de pico bajo y diseño redondeado.

En cambio, cuando la habitación vanguardista o minimalista, se puede colocar una de pico alto con trazos finos y rectos.

El caudal de agua

El caudal de agua que tenga la casa es determinante para elegir una grifería de monocomando o convencional.

Es importante saber que las griferías de monocomando por más que sean ideales por un tema decorativo y de practicidad, no funcionan bien si no se tiene el caudal de agua necesario, en las cocinas este detalle puede pasar desapercibido, pero en la ducha  es crucial.

Consejos a tener en cuenta a la hora de comprar una grifería

  • Tomar las medidas de la pileta o la bacha para determinar qué tipo de grifería es la correcta.
  • Todo el ambiente tiene que tener el mismo estilo de grifería.
  • La pileta o mesada en donde se instalará tiene que contar con las aberturas indicadas. Las griferías de monocomando necesitan de una sola, mientras que las comunes de tres orificios.

Ventajas de la grifería de monocomando

  • Su instalación es mucho más sencilla ya que se coloca mediante flexibles.
  • No tiene goteras, no hace falta esperar que el agua caliente y fría se mezcle ya que sale mezclada.
  • El cierre cerámico por el que pasa el agua es uy resistente, por lo que prácticamente no tiene mantenimiento.
  • Es posible cerrar el paso de agua, y al abrirlo nuevamente tiene la misma temperatura.
  • Ocupan mucho menos espacio que las de doble comando, porque en la pieza se encuentra tanto el pico como la llave.
  • Este tipo de grifería reduce el consumo de agua debido a que suelen tener boquillas con aireador que impiden las salpicaduras que pudieran generarse por la presión. El mecanismo del aireador hace que se mezcle el chorro de agua con el aire, generando espuma, lo que reduce la fuerza del caudal y ayuda a economizar agua.

Fuente: La Voz

Foto: Freepik

Recibí nuestros articulos gratis