¿Se puede usar papel tapiz en las paredes de la cocina?

Debido a su ambiente frecuentemente húmedo, la presencia de olores, grasa evaporada y salpicaduras, la cocina no parece ser el lugar más indicado para utilizar el papel tapiz como revestimiento de sus paredes. Sin embargo, en este post veremos que este tipo de material puede colocarse y mantenerse en un medio considerado “hostil”.

Es común que se evite empapelar una cocina por miedo a que la humedad y el calor provoquen el desprendimiento del papel, o que la suciedad termine arruinando su aspecto al poco tiempo de colocado.

¿Se puede usar papel tapiz en las paredes de la cocina?

Por fortuna, existen en la actualidad productos de decoración más eficientes y duraderos, como es el caso de los papeles tapiz con acabado de vinilo y lavables, que pueden ser una buena elección para su uso en esos espacios.

Asimismo, estos revestimientos ofrecen una ventaja adicional, referida al hecho de que la variedad de diseños y colores sirven para agregar atractivos colores y texturas a la cocina, además de ser un material que es mucho más fácil de reemplazar que otros productos, como los azulejos, placas, etc.

Debido a que usualmente más del 50 por ciento de las paredes de la cocina están dominadas por alacenas, gabinetes y electrodomésticos de gran porte (como la heladera, por ejemplo), a veces es difícil causar un impacto visual con el espacio restante. El uso de papel tapiz puede proporcionar ese toque siempre que se aprovechen los distintos patrones y colores disponibles en el mercado o que marcan tendencia de moda.

Por ejemplo, un empapelado con un color alegre como el amarillo, el naranja, el púrpura o el turquesa puede darle más vida al espacio de la cocina, aportándole más calor y energía, sobre todo si el mobiliario y los demás artefactos presentes en el área son de color blanco o de tonos muy claros.

Usar papel tapiz para crear una pared de acento en la cocina

El empleo de papel tapiz en una cocina puede ser útil para que los dueños de casa muestren su personalidad a primera vista a todos los que entren a la sala, aprovechando una pared de acento.

Se conoce con ese término a aquella estructura dentro de un espacio que posee atributos que la realzan y hacen que el foco de atención (conocido también como punto focal) se centre en ella.

Se puede definir un área o crear un punto focal con un empapelado con un atractivo toque de color. Para ello, basta con combinar la pintura del resto de las paredes para complementar el papel tapiz y lograr un aspecto cohesivo. Un diseño rústico y vintage en una agradable paleta verde y crema puede ser útil para crear un estilo contemporáneo con un atractivo duradero.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*