Trucos sencillos para elegir mejores colores para una casa

El hecho de que el impacto del color en una casa sea por lo general subconsciente no significa que sea menos significativo. Está comprobado que el tono de la pintura puede incluir en mayor o menor medida en los estados de ánimo y en la disposición de las personas que se encuentran en determinado espacio, el que será percibido como más o menos acogedor.

Ese es uno de los motivos que se toman en cuenta a la hora de elegir la pintura con la que se decorará un ambiente, además de considerar el estilo personal que se desea imprimir en el mismo. Sin embargo, la importancia de estos aspectos no debería tornar el proceso de selección de colores en algo desalentador o estresante, sino en una experiencia divertida, sobre todo si se recurren a tres trucos sencillos que pueden resultar de gran ayuda.

Trucos sencillos para elegir mejores colores para una casa

Habitación pintada con colores neutros.

En primer lugar, y antes de pasar a desarrollar específicamente los enfoques o esquemas cromáticos que pueden usarse para obtener los colores perfectos (o los que más se les aproximen), conviene determinar cuáles son o serán los puntos focales de un espacio. El punto focal puede ser algún elemento decorativo en el que se centra la atención de la vista, alrededor del cual se dispone el resto de los objetos y el mobiliario, y puede ser una planta, una alfombra, las baldosas, un espejo, etc. 

Uno de los criterios de selección al momento de pintar una sala es el de la monocromía, cuya popularidad obedece en gran medida a la facilidad de su aplicación. Por ejemplo, si se tiene una habitación sencilla, y su punto focal fuera un elegante cobertor de color  verde sobre la cama, se podrían elegir otros tonos disponibles en la paleta de verdes para que combinen y a la vez realcen el carácter particular del ambiente.

El uso de los llamados colores complementarios puede ser otro criterio de selección. Como se recordará, estos colores son los que se oponen el uno al otro en la rueda de colores. Volviendo al ejemplo anterior del cobertor verde, se puede buscar en el espectro cuáles son los tonos que se le pueden oponer. Esto ayuda a acentuar aún más el punto focal de la habitación, aunque para evitar caer en un contraste muy duro o desagradable es recomendable fijarse en la rueda de colores cuáles son las opciones de tonalidades que mejor pueden combinar.

Tercer truco: El uso de colores neutros

La tercera opción para seleccionar los mejores colores para los distintos espacios de una casa consiste en recurrir a los denominados colores neutros, un recurso al que puede recurrirse cuando aún no se ha determinado cuál o cuáles serán los puntos focales del lugar.

En este esquema de color se puede incluir colores como el gris, blanco, beige y marrón y sus respectivas tonalidades, que pueden lograr un buen telón de fondo sobre el que podrán lucirse los elementos que se deseen resaltar posteriormente. Esta categoría también puede ser útil para decorar aquellos espacios a los que se les desee imprimir un estilo minimalista.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*