Cómo fabricar un banco con sillas de madera

El ingenio humano y la necesidad de llevar adelante un estilo de vida más sostenible han ayudado al desarrollo de un importante número de ideas para reciclar los muebles que van cayendo en desuso y que en otros tiempos habrían terminado arrumbados en algún depósito o botados en un basurero.

Un caso muy común es el de las sillas de madera, que pueden gozar de una segunda vida mediante este interesante proyecto para construir un banco aprovechando la mayor parte de aquellos muebles.

Foto: inhabitat
Foto: inhabitat

Existen diferentes alternativas de utilizar los viejos asientos de madera para fabricar un banco. Por un lado existe la alternativa más sencilla de emplear sólo dos sillas pequeñas unidas sólo por una tabla para darle forma a un banco rústico que puede lucir muy bien en un ambiente exterior de la casa.

También se puede recurrir a al alternativa de fabricar un mueble reciclando tres sillas de madera, que incluso pueden ser de diferentes estilos, para combinarlas en un solo mueble único en su tipo.

En este último caso, se necesitará contar con tres sillas de igual altura, una tabla rectangular de madera contrachapada, lija, un taladro, esmalte (el color dependerá del gusto de cada uno) para pintar las estructuras (patas, espaldar y cuadros), una docena de tornillos estándar, una pistola engrapadora (o, en su defecto, tachuelas y martillo), una placa de goma espuma o espuma de poliéster (también puede ser algodón sintético) , y tela para tapizar.

Primero, se quitan los asientos de las sillas de madera y se las alinea una al lado de la otra, asegurándose de que las tres queden a la misma altura y con un margen de separación de un centímetro.

A continuación, se debe medir el ancho de las sillas y sumarle 10 centímetros. Luego se mide la profundidad de las sillas y se le agrega 0,5 o 1 centímetro. Las medidas resultantes serán las que se deberán utilizar para cortar la tabla de madera contrachapada que será el nuevo asiento.

El siguiente paso consistirá en marcar y perforar con el taladro los puntos de sujeción para el asiento en el marco de cada silla. Para este trabajo debe utilizarse una mecha que tenga la misma medida que los tornillos que se van a utilizar.

Una vez hechas las perforaciones, se debe proceder a la tarea de lijado y pintado de las patas, marcos y espaldares de las sillas de madera, de forma que se eliminen imperfecciones en su superficie y se uniforme el color.

Después de que la pintura ha secado completamente, se vuelven a alinear las sillas y se coloca la tabla sobre las mismas para marcar en su cara inferior los puntos por los que ingresarán los tornillos de los marcos. Luego se retira la madera contrachapada y se perfora en las marcas.

En este punto se puede elegir entre armar un asiento con sus esquinas rectas o redondeadas. En este último caso, se pueden hacer el trabajo con una sierra después de dibujar en la tabla los nuevos bordes.

Cómo fabricar un banco con sillas de madera: Tapizado

Con la madera contrachapada ya bien definida, se la cubre con la goma espuma cortada con la misma medida y se la fija en la tabla con la engrapadora o con pegamento. En caso de que se utilice una plancha de algodón sintético, es mejor cortar una superficie un poco más ancha y larga que la tabla, de manera que los bordes el material puedan sujetarse en la parte posterior de la madera.

El mismo trabajo debe hacerse con la tela que tapizará el asiento: Se corta una superficie más grande para que la misma rodee los márgenes de la tabla y pueda ser clavada a ésta con las grapas o tachuelas.

Foto: Home Depot
Foto: Home Depot.

Finalmente, sólo queda colocar el asiento terminado sobre las sillas de madera y atornillarlo a los marcos, quedando listo para su ubicación definitiva.

Recibí nuestros articulos gratis