Cómo mejorar la privacidad del patio de una casa

Sin una valla, muro, seto, o de alguna otra manera de establecer límites, un patio termina convirtiéndose en un lugar expuesto e incómodo para los habitantes de una casa. Afortunadamente, recuperar la privacidad de esa área depende de una serie de medidas inteligentes, sin necesidad de convertirla en una fortaleza rodeada de muros.

La privacidad y seguridad son dos valores que no deben descuidarse a la hora de planificar un patio. Verificar si los vecinos tendrán una visión clara del sitio, o si éste es fácilmente visible desde la vía pública o la acera, son pasos importantes para determinar su ubicación y diseño.

privacidad patio 1

Una solución muy simple puede ser construir el patio en el lado menos expuesto de la casa o en una esquina. Para determinar si la ubicación es la correcta, una persona puede pararse en distintos lugares para ver cuál es el menos visible a vecinos y transeúntes.

También se puede escoger un sitio más expuesto pero donde se puedan añadir cercas, paredes, y árboles o arbustos que sirvan para bloquear las miradas no deseadas.

Los lugares agradables para leer, conversar, tomar el sol o nadar no sólo necesitan privacidad, sino también protección contra el viento. Las paredes y vallas altas, o las formaciones densas de plantas de hoja perenne son buenas opciones para tales sitios.

Si se desea contar con un patio que sirva para la realización de fiestas, grandes reuniones familiares, o de juegos para los niños, debe tenese en cuenta que, por naturaleza, el lugar debe ser más abierto. En este caso se pueden utilizar vallas bajas o pantallas parciales de celosía cubiertas con plantas trepadoras, que también sirven para impedir vistas desagradables, tales como botes de basura, equipos de aire acondicionado, conexiones de servicios públicos, o la parte trasera del garaje o cobertizo de un vecino.

Mas allá de qué tipo de cobertura se elija, se debe estudiar la ubicación y el ángulo desde el que se puede ver un elemento poco atractivo del patio, para luego colocar pantallas entre aquél y los posibles puntos de vista.

Para equilibrar espacios y sensaciones y no terminar convirtiendo al patio en un lugar claustrofóbico, se debe evitar rodear todo el lugar con paredes sólidas altas, sobre todo cuando se trata de delimitar el paso hacia otro ambiente interno de la casa.

privacidad patio 2

En dicho caso, es mejor separar las áreas con el uso de vallas bajas o setos poco densos, los que si bien pueden interrumpir el movimiento físico, no bloquean la vista entre las áreas que se comunican y dan una sensación de amplitud.

Las pérgolas, otro recurso para mejorar la privacidad del patio

Otra solución útil para contribuir a la privacidad del patio es la instalación de una pérgola con su correspondiente cobertura de plantas trepadoras o enredaderas, permitiendo de este modo a los dueños de casa disfrutar de agradables momentos al aire libre sin quedar expuestos a las miradas de terceros.

Si las preferencias se inclinan por esta última solución, es importante tener en cuenta que dichas estructuras deben poseer la altura suficiente como para que las personas  puedan moverse debajo de ellas con comodidad.

Recibí nuestros articulos gratis