Cómo quitar el mal olor de tuberías y desagües

Las tuberías y desagües de baños, cocinas y lavaderos pueden convertirse en focos de olores desagradables, debido a su obstrucción por la acumulación de desechos o por daños en sus paredes internas, lo que impide la libre circulación del agua, haciendo que la misma se estanque y se pudra junto con los restos orgánicos que pasan por las cañerías.

Por este motivo es importante, ante la aparición de los primeros olores, verificar que no haya taponamientos en los caños. Una de las maneras más comunes es abrir la llave de un grifo de la bacha de la cocina, la pileta del lavadero, de la bañera o del lavamanos en el baño, y observar si el agua se evacua con la rapidez habitual, o si se empoza en el desagüe.

Cómo quitar el mal olor de tuberías y desagües

destape1

Para confirmar si efectivamente existe un obstáculo en la tubería se puede recurrir al uso de una cinta destapa cañerías, que se comercializan en distintos materiales (plásticas o metálicas); longitdes (5; 10; 15 o 20 metros); y calibres.

Para verificar y a la vez quitar la obstrucción, se introduce la cinta por el desagote del caño y se lo empuje hasta sentir que el cabezal de la herramienta topa con algo. En ese caso de sede empujar con más fuerza hasta destrabar el taponamiento.

Una vez desobstruida la cañería, se procede a recoger la cinta lentamente. Es posible que al extraer la totalidad de la herramienta tenga en su extremo parte de los residuos que obstruían la circulación del agua, por lo que se recomienda trabajar con guantes para que aquellos no tomen contacto con la piel. Antes de guardar la cinta se la limpia bien, se la deja secar al aire y se le aplica aceite.

Luego se deja circular el agua con un poco de detergente o desinfectante para que termine de arrastrar los restos dispersos que pudieran haber quedado, ayudando a eliminar de esta manera la fuente de mal olor.

Si no se dispone de una cinta destapa cañerías, se puede recurrir a algunas soluciones caseras que no sólo ayudan a aflojar y arrastrar los residuos que obstaculizan la circulación del agua, sino que también contribuyen a limpiar profundamente los conductos, quitando los sedimentos de sus paredes internas.

Uno de los recursos más utilizados para esta tarea es mezclar 100 gramos de bicarbonato de sodio, 200 mililitros de vinagre blanco, 1/2 litro de agua caliente sin hervir, y a continuación se vierte la mixtura por el desagüe, dejando luego que la misma actúe por un lapso aproximado de una hora antes de dejar correr el agua.

El bicarbonato, además de ayudar al trabajo de limpieza interna de las cañerías, es un elemento que elimina el mal olor, debido a que posee excelentes cualidades para neutralizar el pH de las sustancias.

Productos químicos para limpiar tuberías

También existen productos químicos desarrollados especialmente para destapar las tuberías, aunque para su uso se recomienda seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante, ya que se trata de compuestos corrosivos que pueden terminar dañando las instalaciones o afectando la salud de quien los utilice sin tomar las debidas medidas de seguridad.

obstruccion cañeria

Para evitar que se produzcan nuevos taponamientos y focos de malos olores en las cañerías se debe evitar echar por los desagües pedazos de papeles, algodones, restos de alimentos sólidos, cabellos, y cualquier otro tipo de desecho sólido o semi-sólido.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*