Cómo realizar una limpieza profunda en el horno de la cocina

Una limpieza regular y profunda del horno de una cocina es el mejor modo de ayudar a que el mismo no sólo mantenga un aspecto renovado, sino también a que funcione sin inconvenientes y sin peligro para la salud de los habitantes de la casa.

En la actualidad, la mayoría de las cocinas presentes en los hogares cuentan con horno autolimpiante, que básicamente consiste en un espacio con un buen aislamiento que se calienta a una temperatura muy elevada para destruir los restos de grasa y salpicaduras de alimentos que pudieran haberlo manchado.

Cómo realizar una limpieza profunda en el horno de la cocina

Sin embargo, y a pesar de su denominación, este sistema necesita que primero se elimine la mayor cantidad de grasa y suciedad presentes en el horno antes de encender la configuración de autolimpieza. Asimismo, una vez apagado al cabo de las dos o tres horas que demanda este tipo de acción automática, igualmente se necesitará que alguien elimine las cenizas producidas por la acción del calor extremo.

Un horno autolimpiante es bastante seguro de usar, siempre y cuando siga las instrucciones de funcionamiento. Sin embargo, debido a que este sistema quema todos los desechos hasta convertirlos en cenizas, puede generar humo y gases que pueden resultar tóxicos para los niños, las mascotas y personas alérgicas o con problemas respiratorios.

Otra opción para lograr una limpieza profunda del horno de la cocina la constituyen los limpiadores químicos, la mayoría de los cuales utilizan componentes cáusticos que, si bien logran eliminar la grasa y otra suciedad con extrema facilidad, resultan potencialmente peligrosos para la salud de quien los usa y para el resto de los moradores de la casa.

Por ejemplo, muchos de los químicos que constituyen estos limpiadores son conocidos por provocar cáncer, daños al ADN y la salud reproductiva, irritación a la piel y alergias. Asimismo, si quedan restos de estos productos en el horno cuando éste se enciende, puede generar humo altamente tóxico que puede dañar el sistema respiratorio.

Limpieza del horno de la cocina con bicarbonato y vinagre

Para evitar estos riesgos en la limpieza del horno de la cocina, se puede recurrir a limpiadores caseros no tóxicos que pueden fabricarse fácilmente en pocos segundos con productos que probablemente ya están presentes en casa.

Por ejemplo, el bicarbonato de sodio puede ser un limpiador de horno muy efectivo, ya que es lo suficientemente abrasivo como para eliminar los residuos incrustados pero sin provocar arañazos en las paredes del horno, al tiempo que ayuda a eliminar los olores.

Para limpiar usando el bicarbonato, se lo debe esparcir generosamente en el fondo del horno. Luego, con un pulverizador se humedece con vinagre, lo que causará una reacción consistente en un burbujeo. Se deja reposar la solución por al menos cuatro horas o durante toda la noche y finalmente se limpia todo con una esponja húmeda con agua tibia.





Le gustó este artículo? Reciba los articulos en su correo electrónico!

Otros temas de Albañiles .org que pueden interesarte

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*